viernes, agosto 18, 2006

En la prepa

En la prepa me vendieron la idea de que podría ser un muy buen computólogo, porque programo de manera eficiente. Pero en cuanto salí de ahí me enfrenté a decenas de geeks que prácticamente hacían que la computadora les llevara el desayuno a la cama.

En la prepa me hicieron creer que yo podría alguna vez estar a la altura de los grandes escritores de este país; pero definitivamente jamás emularé a un Carlos Fuentes o a un Octavio Paz.

En la prepa me hicieron creer que era malo para lo que realmente sí sirvo: el periodismo.

En la prepa era un ente antisocial, renegado del sistema de castas que regía en la última década del siglo pasado; pero a poca gente le lloraron tanto como a mi en la graduación.

En la prepa me hicieron pensar que "a las mujeres sólo se les puede tocar con el pétalo de una rosa", cuando en realidad lo que buscan es "seguridad y manoseo" (Carlos Fuentes, vía JJ).

Y es que es horrible llegar un día y darte cuenta que estás en casas que conoces desde la primaria sin sentirte realmente en casa; que puedes estar con el mismo círculo social de la prepa y que eso te genere desgano aún cuando sí aprecias a toda esa gente; que no te arrepientes, pero no dejarías a tus hijos pasar por la misma suerte.

1 comentario:

Adriana Degetau dijo...

6to de prepa fue uno de mis mejores años escolares, a pesar de rezar el angelus.