miércoles, julio 12, 2006

Me rindo

Te aviso que me voy a Acapulco. Mueves cielo, mar y tierra y me alcanzas allá. Sólo para darme pistas de tu engaño. Y todavía te sorprendes de que lo descubra.

Me parto en dos en múltiples ocasiones para malabarear el trabajo y poder leer tus cosas sobre tu ex novio. Un día cometo el error de HABLARTE EN MAYÚSCULAS. Pecado fatal. Me dejas de hablar. Ni en MAYÚSCULAS ni en minúsculas.

Me dices que te pida unos cigarros en la caja. Lo olvido. Te enojas, no sé si en broma o en serio. Le subes el volumen a Luis Miguel (sabes que odio a Luis Miguel). Me pongo de malas. Te pones de malas. Te subes a tu coche y te vas.

Te sirvo tu agua cariñosamente todas las mañanas. Llego en la noche y está intacta. Prefieres la del baño.

Decides irte tú, porque quieres soledad. Pero nos extrañas desde el primer día.

Eres misógina. Eres andrógina...

Y parece que no te das cuenta que todo lo que hago, mujer, es para tratar de entenderte y así, ayudarte mejor. Porque esa es mi manera de quererte. Pero me voy dando cuenta de que quizás, si cambio esa estrategia tendré mejores resultados. Al final de cuentas, eso es lo que cuenta en esta vida, ¿no?

Me rindo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

"Las mujeres no advierten lo que hacemos por ellas, no notan sino lo que dejamos de hacer" GC

Mac dijo...

Y la verdad os hará libres!!!