lunes, julio 31, 2006

Basta...

Bendito sea el futbol que me aleja de la política. Pero no todo el tiempo. Mientras escuchaba el partido de Pumas y Peñarol en la redacción del periódico, como un leve hilillo de voz a lo lejos percibía también la arenga del peje a sus correligionarios. Malaya sea mi suerte cuando tuve que levantarme de mi lugar y escuché nítidamente "propongo que establezcamos una asamblea permanente, les pregunto, ¿quieren que nos quedemos?" seguido de una sonora ovación que denotó afirmación.

Mi mente inocente llegó a pensar que los campamentos se instalarían sobre los camellones de Reforma y que no afectarían tampoco el tránsito del Zócalo. Ja.

Fotografía: reforma.com

Esto es Paseo de la Reforma hoy lunes por la mañana. Nótese del lado derecho a la "fuerza pública del orden"...
Desconozco a aquellos que dicen ser intelectuales: Guadalupe Loaeza, Carlos Monsiváis, Elena Poniatowska, Lorenzo Meyer, et al, que solapan y justifican estas acciones.
(No mames Poniatowska con tu columna de "A la gente ya se le prendió el corazón" en La Jornada)
Exijo la renuncia de Alejandro Encinas al frente del Gobierno del Distrito Federal.
Pido su comprensión a la gente de la provincia que tiene miedo de que López llegue a la presidencia. Él no representa a los habitantes del Distrito Federal, simplemente porque ni siquiera es de aquí.
Me lamento porque viviremos 6 años más de impunidad y falta de respeto a las leyes con Marcelo Ebrard.
(En cuanto pueda me pelo a Guadalajara. Háganme "Canchita" en Mural. Y Brenda, ve pensando qué amiga me vas a presentar.)
Señores, esto no es resistencia pacífica. Esto es chantaje y privación de nuestras libertades de tránsito.

No hay comentarios.: