sábado, junio 24, 2006

Como siempre...

Como en la Final de la Copa América de 93, la Final de la Libertadores de 2001, la Semifinal de la Copa Confederaciones de 2005 y la Final de la Copa Sudamericana del mismo año, Argentina nos volvió a pasar por encima.

Siempre en el partido importante.

En el pasto de Leipzig se quedó tendido el esfuerzo de Borgetti, la conducción de Sinha, el descaro de Guardado, las incorporaciones de Osorio, el gol de Márquez... Todo eso fue inútil gracias a un zurdazo de Maxi Rodríguez.

México quedó eliminado en Octavos de Final. Otra vez. Como en Estados Unidos 94, Francia 98, Corea-Japón 2002. Sí, por cuarta vez consecutiva.

¿Que México jugó mejor? Sí
¿Que se jugó con garra? Sí
¿Que el triunfo era posible? También

Pero México, otra vez, quedó eliminado en Octavos de Final.

¿Y cómo íbamos a llegar más lejos? Si nada más tenemos 3 jugadores en Europa, y sólo uno de ellos jugando al máximo nivel. Si nuestros futbolistas de la liga local reciben sueldos de estrellas mundiales y nadie los conoce fuera de nuestras fronteras. Si sólo unos cuantos clubes hacen un trabajo serio y constante con sus fuerzas básicas...

Si pensamos que como la Sub 17 ya logró el título, la Mayor puede hacerlo. Si gritamos en las tribunas "sí se puede", mostrando que aun nos sentimos inferiores en comparación con el resto del mundo. Sí sólo somos capaces de mostrar un disfrazado patriotismo (o patrioterismo) en las gradas de un estadio. Si la Selección ya no es un equipo deportivo, sino un producto de consumo arropado por las dos televisoras más grandes del país. Si nos conformamos con echarle ganas y no con el triunfo.

Por eso quedamos eliminados en Octavos de Final.

No hay comentarios.: