lunes, mayo 15, 2006

Segundo intento

Hace cosa de tres meses puse un post del cual esperaba una carretada de comentarios y finalmente no llegó ni uno.
¡Oh rotundo fracaso!

Daré una explicación, quizás así le puedan entender a la chaqueta mental que pasaba por mi cabeza cuando lo puse.

Un día me presenté a la oficina de mi profesor de periodismo especializado (la única materia de este semestre que me hizo pasar una noche en vela, pero que no por eso fue la que más se me complicó), y me enseñó una composición de fotografías, para finalmente preguntarme qué me transmitía.

Este bendito Blogspot no me permite poner la composición. Muy bella por cierto, pero a la vez muy triste. A JB (el profe) le sorprendió mi respuesta. Tras una breve discusión (mejor dicho, intercambio de ideas, JB nunca le entra a los sombrerazos) le dije que cada quien lo interpretaría según sus demonios. Fue así que saqué a relucir los míos de ese momento.

Libre interpretación. La vida es eso. Una serie de interpretaciones que hacemos de la realidad que está a nuestro alrededor y que las acumulamos en un archivo llamado experiencia. Dicen por ahí que cada cabeza es un mundo, y creo que no entendí eso con claridad hasta que hice esta reflexión.


He ahí el por qué mucha gente no entiende por qué viví a los 24 la separación de mis padres como si tuviera 12, o por qué una foto con una mancha que asemeja mi silueta (hey, me veo hasta medio flaco) significa algo para mi, por qué cuando vi V for Vendetta tuve pesadillas con la letra V (sólo me faltó que saliera Abelardo, el de Plaza Sésamo, haciendo dueto con Barney) y por qué escribí una crónica sobre mi primer gol en la primaria.

La gente habla, canta y escribe sobre amor y sobre la vida tal como ha sido su experiencia, y la mía ha sido harto contrastante.

"Todos pasamos por eso", me han repetido unas cuatrocientas veces (El 400 era un número mítico para los mayas: 20 veces 20, es como decir, castellanizado y vulgarizado, "un chinguero"). Dice la vox populi que todos pasan por amor y desamor. ¿Por qué? No lo sé. Por pendejos, supongo, porque "amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño" (Sabina, J?)

Así que AHORA SÍ ESPERO COMENTARIOS!!!


¿Qué ven en la foto?

3 comentarios:

Hanna dijo...

Me llamo mucho la atencion la forma en que escribes... la frase de Sabina creo que dentro de todo es lo mas cierto..... Creo que tienes mucho por compartir....

visita http://enganosymentiras.blogspot.com/ y quiza compartamos experiencias.

Mekishiko.NoNeko dijo...

Mac mirando hacia el futuro
Salute!

Blackest Pixie dijo...

No veo ninguna foto o_O