domingo, diciembre 31, 2006

Las 10 mejores del 2006

Para cerrar bien el año, aquí están las mejores fotos de este 2006. Claro, de las mías, jaja.

Espero que las disfruten.

Diez
Un fotógrafo y su cámara son una amenaza incluso en la vida cotidiana. Esta fotografía fue tomada en la cafetería del Tec y la hermosa mano que ven retratada es de Pamela Bejar.


Nueve
Retrato del pintor y escultor Juan Sebastián, tomado a principios del año en su casa-estudio de la Ciudad de México.


Ocho
"Otro que muerde el polvo". Anotación de Enrique Ortiz Galicia, de los Aztecas de la UDLA, en la Final de la temporada 2006 de la ONEFA.


Siete
A la memoria de un gran hombre. La Avenida Lic. Ángel Otero, mi abuelo, en el municipio de Ecatepec.

Seis

Janis, mi mascota, mi hija.

Cinco

El sueño detrás del balón. Producto del ocio mientras esperaba a uno de mis entrevistados para mi proyecto de PAC. La foto fue tomada en la Avenida Vito Alessio Robles, el 1° de diciembre.
Cuatro
A dos de tres caídas. Estadio Olímpico, 12 de agosto de 2006. Justo en esos días se libraba una frívola polémica porque a los futbolistas se les prohibió celebrar sus goles con máscaras de luchadores.


Tres
¿Cuándo dejamos de ser niños? Una visita a Coyoacán con una cámara es sin duda una de las mejores ideas. Erick, el niño de la foto, comenzó a jugar con las burbujas que lanzaba mi esposa.


Dos
La botarga de los Borregos del campus Monterrey se dirige de manera poco amistosa a la tribuna de los Aztecas de la UDLA, en la Final de la ONEFA. Claro, más de uno se botó de la risa.
Uno
¡Burbujas! Misma sesión de la foto 3, el 12 de agosto. La modelo es Sagrario Mondragón. ¿No les parece una joya?

Ahorcaron a un hijo de la chingada

Confieso que desconozco sobre sunitas, chiitas y kurdos. Pero no es necesario saber de eso para reconocer que Saddam Hussein era un hijo de la chingada. Y por eso lo ahorcaron: por matar a 184 personas (algunos niños entre ellos) en 1982.

Y eso que aún era procesado por otros 180 mil muertos. Madre mía, imagínense ustedes. Si por 184 inocentes lo ejecutaron con un método digno de la Inquisición, no quiero ni imaginarme lo que le harían por el resto de sus víctimas.

El apresuramiento con el que mataron al depuesto líder iraquí (¿alguien sabe si se escribe Irak o Iraq?) me recordó un pasaje de la historia. Hace poco menos de 2 mil años, los judíos mataron a un hombre con la más grande prisa porque se avecinaban sus fiestas religiosas; ayer, a las afueras de Bagdad, Hussein fue ejecutado al amanecer justo poco antes de iniciar una celebración musulmana. Si conocen tantito de historia (no digamos de catolicismo), saben que el primer personaje al que me referí, fue Jesucristo.

Jesucristo, es EL mártir. Claro está que es muchas cosas más, pero su muerte es el ejemplo más famoso. Y aunque Saddam Hussein era villano, dictador, asesino y genocida, en algún sector del mundo árabe es ya reconocido también como mártir.

(Que quede claro, de ninguna manera estoy comparando la obra de vida y legado de Jesucristo con el de Saddam Hussein.)

Bravo Bush, acabas de crear un mártir. Diversos medios internacionales reportan más de 70 personas ejecutadas en la capital de Irak/Iraq apenas en el día de la muerte de Saddam.

Hace rato tuve una disertación con una periodista puertorriqueña sobre los hijos de la chingada y estuvimos de acuerdo en un punto: estos personajes coinciden en que no tienen conciencia, son cínicos ante su maldad, saben lo que hacen, conocen su patología, y no desisten.

No con esto quiere decir que un hijo de la chingada tiene que ser un asesino, secuestrador, violador, genocida, pirómano o cualquiera de esos afiches del Diablo. Un hijo de la chingada puede ser el/la sujeto/a que se siente junto a ti en el trabajo, en la escuela o en el camión. ("El Diablo toma formas seductoras", jajajajaja, esta estúpida frase me hace reír como idiota cada vez que la escucho, pero es tan cierta.)

Para completar la sentencia de muerte de un asesino basta con una inyección letal, que dicen que ni se siente. A Hussein lo ahorcaron y vaya que sí lo sintió. Me preguntó si mereció este desenlace por genocida o por hijo de la chingada.

jueves, diciembre 28, 2006

Cansado de...

Mis hermanos fueron muy insistentes, demasiado, pero creo que nadie puede rechazar que lo inviten.

Entrar a Perisur en diciembre es como convertirse en Homero (el de Dante, no Simpson) y crear el octavo círculo del infierno. Hay gente por doquier, las tiendas están abarrotadas y a quienes sufrimos de engentamiento nos dan ganas de tomar un rifle y disparar al primer inocente que se cruce en nuestro campo visual. Más en miércoles de (pueblerino) 2 por 1.

La sorella y el fratello tenían ganas de algo dominguero. Y qué cosa más dominguera hay en cartelera que "Cansada de besar sapos". Moralmente yo no tenía voto (no voy, me llevan, jaja) y tampoco quería echar a andar mi cabecita para buscar una mejor opción (mi neurona se fue a buscar a Niño Opus al Himalaya). Sala 1, hasta dentro de dos horas y media, disfrútenlo.

Qué prisa había. Fuimos al Starbucks de fresilandia Pedregal a recordar como odio a la gente retrógrada y prepotente que vive ahí (para mis pulgas, mi mejor amigo habita en esa colonia). Después a echar el taco. Regresamos a Perisur, ya con menos gente, y confundimos la sala 1 con la sala IMAX. Jojojojo. Después de los 20 minutos de comerciales, iniciaba "Una noche en el museo": otra dominguera, pero mis hermanos querían llevar el término a su máxima expresión. Cuando vimos que la piedrícula era doblada, optamos por la sinceridad y nos fuimos a la sala que por derecho y precio nos correspondía.

El inicio fue prometedor. Ver a Ana Serradilla en paños menores (joder, esa tanga...) es un espectáculo digno de la más fina y pecaminosa pupila masculina. Pero de inmediato mi hermano soltaba comentarios preocupantes: "no mames, está bien anoréxica". Y tiene razón, porque si es cierto eso que la cámara aumenta 10 kilos (espero que en mi caso sean 20 por mis últimas experiencias ante una), yo calculó que esta diosa pesa unos 25.

No voy a aburrirlos con una crítica de cine larga, para eso tengo a mi cinéfilo de cabecera (Galván!!! actualiza tu blog!!!). Mucho menos a contársela porque narrar una película me parece un acto casi tan aberrante como acostarte con la novia de tu mejor amigo. Sólo voy a decir que la trama fue un refrito de cualquier librito de esos de Jazmín (haganse pendejos, saben bien de qué les hablo) pero con chispazos hilarantes, y que lo único que rescata la inversión del boleto es el trasero de la protagonista (ni siquiera su frente, sí está demasiado flaca). A menos que sean de esas personitas que creen que el amor lo soluciona todo y es el único pretexto válido para cualquier idiotez. Así sí, la van a disfrutar.

Tras este desaguisado filme y después de mucho reflexionar, ahora entiendo por qué no me gustan estas fechas: esta película se llama "Cansado de que no haya futbol".

martes, diciembre 26, 2006

El recuento de los daños

Estaba terminando de escribir un post sobre lo gris que ha sido la Navidad para mi, pero mi navegador se trabó justo antes de apretar el botón de "Publicar". No sé si mentarle la madre a Microsoft por su Internet Explorer 7.0 o agradecérselo.

Pero no se alarmen, falta Año Nuevo, y ese sí promete ser catastrófico. Stay tuned.

viernes, diciembre 22, 2006

Carta a Santa Claus

Querido Santa:

Como no he tenido tiempo de portarme mal este año, ahí te va mi pliego petitorio, al más puro estilo APPO.
  • Un contrato de trabajo. Ú-R-G-E-M-E.
  • "Cuentos de futbol" I y II, de Jorge Valdano. No los encuentro por ningún lado.
  • La firma de Juan Villoro en mi ejemplar de "Dios es redondo"
  • Boletos de avión para ir a ver al Real Madrid y al Liverpool, de preferencia que no sean de Air Madrid y que no caiga en Heathrow, por eso de las nieblas.
  • Ah claro, una playera del Liverpool. Si se puede la de ohtodopoderosocapitán Gerard, mejor.
  • Un nuevo sistema respiratorio. Carajo, son mis primeras vacaciones en 11 meses y me la he pasado enfermo!
  • Un frente a frente con Martha Higareda. (No es lo que piensan, ¡mentes cochinas!)
  • Un flash chidoliro para mi camarita reflex.
  • Una novia como la que describí en este post. Eso es opcional para este año, no urgente.
  • Un delantero decente para los Pumas. ¿O qué, Palencia es lo mejor que podemos conseguir?
  • Repavimentar Periférico a la altura de Cuemanco, ya que a la delegación le vale madres y estoy hasta el cogote (perdona el vocabulario) de tener tráfico a la altura de mi casa pasada la media noche.
  • El devedé de lecciones de futbol del Barsa, pero no para mi, sino para mi gata.
  • Los devedés del Señor de los Anillos I y II, para completar la trilogía.
  • Un concierto de Paul McCartney

La personalidad del año

Time nos nombró la personalidad del año. ¡Albricias, desde hace diez años no ganaba nada! He aquí la portada:



¿Pero quiénes somos los ganadores?
El sitio Internet World Stats reporta que hasta el mes pasado, un 69.7 por ciento de la población de América del Norte (EU y Canadá) tenía acceso a Internet, mientras que en Africa este índice es apenas del 3.6. América Latina goza de una penetración del 15.4, la más cercana al 16.6 que en promedio hay en el mundo entero.
No es sorpresivo que en Asia esté la mayor cantidad de usuarios, pues el 56.4 por ciento de la población mundial está en ese continente; sin embargo, sólo uno de cada 10 asiáticos acceden a Internet.
En el mundo entero hay mil 76 millones de usuarios entre una población total de 6 mil 500 millones. Apenas 16.6 de cada 100 tienen acceso a Internet.
La Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) reporta que en nuestro país hay 20.2 millones de usuarios de Internet en 2006, lo cual es una cifra menor al 20 por ciento de la población.
¿Y qué ocurre con los que no forman parte de estas cifras?
Ni Wikipedia, ni YouTube, ni Google lo saben.

lunes, diciembre 18, 2006

Mutismo

Imagínense a un locutor sin voz... ¿Qué es eso? Es nada. Eso es el silencio para mi: nada.

Pues bien, mi garganta me hizo el favor. Desde la noche del sábado a eso de las 10 me quedé mudo y, por añadido, con un dolor anginal marca diablo. No soy médico, pero creo que mi diagnóstico no debe estar muy alejado de la realidad: una nación (no colonia) plenamente constituida de bacterias debe estar alojada ahí.

A partir de ahí, toda clase de remedios, caseros, científicos y otros inclasificables. Tequilas, otras madres ve-tú-a-saber qué traían (Jaggermeinster?), miel con limón, miel con limón y mantequilla, pastillas de unas, pastillas de otras, vick vaporub y afrin para la congestión nasal y ya no sé qué más cosas. Al menos la garganta ya no me duele.

Algo interesante sería checar la lista de sustancias prohibidas del COI y la FIFA acabo de romper. Pero no, me da flojera.

Pasaron mis primeros días de vacaciones desde enero, que pasé en la enfermedad, comenzando por una gripilla y llegando, hasta ahora, a dejarme en el mutismo.

Pero el problema es en la garganta. Mis dedos aún funcionan y puedo escribir, ja!

jueves, diciembre 14, 2006

Pachuca y sus grandes avenidas

Entrar a Pachuca es entrar a una ciudad que aspira a ser algo grande. Ingresas por la carretera y te encuentras con una anchísima avenida muy poco transitada. Pasos a desnivel y puentes que huelen a nuevo, cruceros inteligentes y poca gente.

Cualquiera pensaría que los alrededores del estadio Hidalgo en los minutos previos a un partido de Liguilla serían un caos. El hincha chilango está preparado para llegar a este tipo de eventos con mucha anticipación, aún si se da en alguna ciudad de la periferia de la capital. Y para la expedición de aquel viernes por la noche fue sorpresivo entrar una hora antes del juego sin hacer fila en el estacionamiento. Como buenos administradores de tiempo que somos (o mejor dicho, obsesionados del reloj), nos dio la posibilidad de ir a cenar.

Tres pumas y un villamelón americanista (certificado, por Dios, el americanista más puritano se rasgaría las vestiduras de escuchar el por qué de su afición) vestido de tuzo compartimos la mesa. Lo único rescatable de aquel momento fue cuando el sujeto de la caja dijo al momento de nuestra salida "¡Tuzos!", que provocó la respuesta más elocuente de mi hermano: "¿qué pasó? Si te acabamos de pagar..." Ovación de pie.

De aquel partido, lejos del resultado de igualdad de goles y de la victoria de los Pumas en ocupantes de los separos, se me quedaron grabadas dos cosas: primero, como 3 auriazules desatados invadieron un palco del dueño del Pachuca y recetaron tantas goyas que les valió salir escoltados por 8 policías del estadio, el operativo policiaco más grande de la historia, ¡dos guardianes del orden por cabeza!; segundo, que el frío hidalguense (que me hizo llegar con 4 mudas de ropa) se contagió a su afición, las goyas inundaron el "huracán" Hidalgo.

Salí un tanto decepcionado por ello. Cuatro títulos en los últimos diez años no logran que la afición de un equipo sea tan apasionada por sus colores. El estadio ni siquiera se llenó. Y eso que era Liguilla. Busqué varias justificaciones y la única que me hizo sentido es que la gente de provincia no tiene la misma necesidad de desahogo que el chilango. En mi ciudad, una avenida de 14 carriles (Periférico sumados sus dos pisos y sus dos sentidos) está llena en hora pico.

Y esto lejos de ser una crítica para Pachuca, me merece una reflexión. El título conseguido en la Copa Sudamericana acaso fue el motivo perfecto para sacar de la congeladora la crónica de aquel viaje que por ocupaciones académicas no tuve tiempo de publicar. Pero más que eso, me hace la eterna pregunta de cuál es la fórmula para hacer un equipo campeón.

Pachuca hace 15 años no era un equipo aspirante a ser campeón: era un club que soñaba con tener una permanencia regular en Primera División. Me tocó ver varias Finales de Segunda de este equipo, y recuerdo particularmente una en la que cayeron en penales ante el Atlante (el último lo metió Félix Fernández). Los Tuzos iban y venían y cada vez que ascendían se convertían en automático en el candidato más firme a descender.

Pachuca, dicen, no tenía grandes avenidas y mantenía un aspecto aún pueblerino. Eso dicen, no me consta. Incluso el viejo estadio Revolución daba pena entre los grandes templos del futbol mexicano. Luego un día les hicieron uno nuevo y trajeron a un tal Javier Aguirre a dirigirlos, quien en su breve debut con el Atlante pasó algo menos que desapercibido.

Se colaron milagrosamente a una Liguilla, sorprendieron al llegar a la Final y dejaron mudo al Estadio Azul con un gol de Alejandro Glaría. El futbol mexicano enloqueció: el pequeño Pachuca era campeón.

Siete años después, los Tuzos han sido campeones tres veces más, el tal Aguirre hoy dirige a un tal Atlético de Madrid, fundaron una Universidad del Futbol y son el modelo a seguir de administración y éxito en la industria futbolística nacional. Y Pachuca es una ciudad que respira modernidad desde sus anchas avenidas.

Hoy (bueno, ayer) se convirtieron en el primer equipo mexicano en ganar un torneo continental. En TV Azteca lo celebran como si el Tri hubiera derrotado a Brasil en la Final del Mundial, con la exageración de André Marín de decir que es el mayor logro a nivel de clubes de un club de nuestro país (que poca memoria, ¿ya olvidaron las Copas Interamericanas que ganaron América y Pumas?). En Televisa el logro sirvió de escolta para el gran platillo de su equipo que está por sucumbir ante el mejor del mundo, alimentando la esperanza en la manipulable afición azteca de lograr el milagro.

Pero eso sí, Pachuca fue capaz de vencer a Colo-Colo y a los temores de un complot de Conmebol para que sólo los clubes sudamericanos se llevaran sus torneos. Cruz Azul y Pumas murieron en la agonía de los once pasos ante el verdugo xeneize. Hoy Pachuca es el primer club mexicano, tanto por el año de su fundación como en romper el paradigma del futbol sudamericano. Gran ironía, justo en el día en el que Boca Juniors sufrió la derrota más sonora de sus últimos años.

Y creo que antes de rompernos la cabeza y gastar tinta y saliva en el puesto de director técnico de la Selección, hay una necesidad más urgente: que Jesús Martínez dirija la Federación Mexicana de Futbol.

domingo, diciembre 10, 2006

Juegos del destino

Casi una década pasó desde aquella tarde de inspiración del “Gusano” Nápoles, cuando con cuatro pepinazos puso el alto a los “enmascarados” del Toros Neza. Desde entonces, Guadalajara no había sido campeón, el “Tuca” ya olvidó cómo jugar las Liguillas y el héroe rojiblanco se fue perdiendo en el tiempo…

Minuto a minuto durante la transmisión, el “hombre estadística” Ricardo Salazar se encargaba de vilipendiar el esfuerzo del chiverío por llegar hasta la Final. “Todas las estadísticas favorecen a Toluca.” Y qué más da que así sea, ni Cardozo jugó ni el ‘Ojitos’ Meza estuvo en el banquillo.

En 45 minutos el guión era seguido al pie de la letra. Toluca arriba por un gol, las Chivas pasmadas por la ineficacia de la novatez en el partido por el título. Pero en el medio tiempo pasó algo. Y pasó en los vestuarios. Las especulaciones pueden ser muchas y sería muy irresponsable dar alguna. Pero los grandes partidos se empiezan a ganar en el descanso.

El papá de Oswaldo, la mamá del ‘Bofo’ y el espíritu del Ingeniero De la Torre rondaron el Nemesio Diez. Las grandes historias del futbol así se hacen, como la del adolescente de Nápoles que vio caer a su Selección de su Mundial desde la banda y dieciséis años después alzó la Copa del Mundo. Esta historia vino por partida triple, y si querían meterle más misticismo, las Chivas se agenciaron también el alma del progenitor de uno de los tantos exjugadores que pasaron por ese equipo sin poder proclamarse campeón: Francisco Palencia.

El destino ajustó muchas cuentas este domingo en Toluca, incluida esa promesa de Jorge Vergara, la más importante a mi entender, de hacer campeón a Chivas en menos de un lustro, incluso con un año de sobra. Los papás de Oswaldo y Palencia, la mamá del ‘Bofo’, el Ingeniero De la Torre y la conciencia de Vergara estarán felices. Pero si efectivamente el ajuste de cuentas de hoy fue completo, el Campeonísimo II que anuncia el polémico dueño tapatío tendrá que esperar.

(Para ver más textos del deporte de las patadas: http://futbol360.blogspot.com/)

viernes, diciembre 08, 2006

Yoko Ono no está lista para perdonar al asesino de Lennon

Londres, Ing. (Reuters) - Yoko Ono pidió que el aniversario de la muerte de John Lennon se convierta en un día mundial del perdón, pero dijo que aún no podría absolver al asesino de su esposo.

"Cada año, hagamos del 8 de diciembre el día para pedir por el perdón de aquellos que sufrieron lo insufrible," dijo ella en anuncios de una plana completa en periódicos.

"A la gente que también perdió a los que aman sin motivo: perdónennos por haber sido incapaces de detener la tragedia."

Ono agradeció a todos los que le escriben en este día cada año para decir que piensan en ella y su esposo.

Ella dijo que Lennon fue "herido y asesinado en la flor de su juventud, a la edad de 40, cuando tenía mucha vida por delante."

"Como la viuda de alguien que murió en un acto de violencia, no sé si estoy lista aún para perdonar al que jaló del gatillo."

"Estoy segura que todas las víctimas de crímenes violentos se sienten igual. Pero sanar es lo que urgentemente se necesita en el mundo."

Mark Champman, el obsesionado fan de los Beatles que disparó a Lennon en 1980 afuera de su departamento en Nueva York, permanece en la cárcel y se le negó la libertad condicional por cuarta ocasión a inicios de este año.

miércoles, diciembre 06, 2006

Narcisismo puro

Reportada está mi calificación de PAC



100


Y 100 es mayor a 97. 100 es mejor que 97. 100 tiene tres dígitos y 97 tiene dos.

Disculpen ustedes, tenía que sacarlo.


Y todo gracias a un Sueño detrás del balón.


Lean, escuchen, vean... Apasiónense y comenten:


martes, diciembre 05, 2006

Termina el receso... inicia diciembre

Ya tengo un poco de tiempo libre. Solamente un poco. Pero lo suficiente para volver a escribir aquí.

Me la pasé una semana recluído entre diapositivas de Power Point, reportajes de futbol y editores de páginas web y de audio. Me volví menos tolerante a la luz del sol. Ni modo, tengo un mes para recuperarme.

Y ese mes es diciembre. Oh bendito diciembre, cuando todo mundo respira amor y cosas bonitas. Bueno, no todos. Argumentos a favor y en contra de esta época del año sobran. Yo me quedo como el chinito, "no más milando". Y es literal, por ahí del 20 es cuando me entra... ¿el espíritu? ¿o la obligación social? de poner el árbol de Navidad. Pero la neta es que ni ganas me dan. Cualquiera pensaría que eso me pone en el equipo de los Grinchs. Pero no, simplemente me vale un pepino.

Pero bueno, mientras noviembre es por excelencia la época del año en la que me vienen los putazos mal acomodados e imprevistos (por el lado ciego, para que entiendan los tocheros), el de este 2006 transcurrió en una inquitante calma. Es más, tuve algunos momentos brillantes...

Pero nooooooo... Los cocolazos solamente se pospusieron para diciembre. Eso sí, las "fiestas" no son posponibles (¿es correcto el término?). Así que tengo un empalme cósmico. Mierda.

Mis propósitos de año nuevo, de una vez se los digo, se resumen en esto: ponerme a hacer todo lo posible para evitar ser un periodista cuarentón promedio. (Con el perdón de quienes lean esto y se sientan aludidos, pero hablo de promedios, no de casos particulares, que afortunadamente rompen el molde).

Y eso implica, entre un sinfín de etcéteras, dejar de pensar que el amor provoca los peores males de la humanidad.

Mientras tanto, les presumo mi último proyecto (el que me recluyó en reportajes de futbol, editores web y de audio), enjoy, y dejen comentarios:

martes, noviembre 28, 2006

Receso temporal

Lectoras lectores, les pido disculpas por el escaso material que se ha publicado en estos días. No es por falta de inspiración, sino de tiempo.

El rincón no poético del Mac toma un receso hasta el martes 5 de diciembre.

Por este motivo, no esperen reflexiones de los fatídicos sucesos que nos esperan para el viernes, las Semifinales del futbol mexicano (que de por sí ya me valen un pepino) o cualquier otro evento fuera de la agenda nacional o mundial.

Nos vemos en una semana y "que la Fuerza los acompañe".

lunes, noviembre 20, 2006

Para Giselle

A veces este espacio parece un sitio de esquelas. No es tal, simplemente trato de reconocer a aquellos que dejaron una semilla, por pequeña que esta sea, en mi.

Y es que la vida es fugaz, no porque dure poco, sino porque no sabemos si terminará mañana. Cada día, pues, es una vida nueva. Y cada vida nueva, una lección, para uno y para los que nos rodean.


Giselle ganó el Borrego de Oro por Servicio Social este viernes. Para aquellos que no sepan de que se trata, es el premio a quienes hacen un esfuerzo más allá del estudio, para los que hacen algo más.

Y sin embargo, quienes la conocimos, por poco que sea, sabemos que su verdadero mérito es mucho más grande y mucho más
trascendente.

Dos días después, Giselle ha fallecido en un accidente automovilístico.

No soy yo la persona indicada para hablar de ella. Compañeros, amigos y profesores de la carrera, y por supuesto amigos de Giselle les dejo abierto este espacio para que dejen un mensaje, una historia, un pensamiento, lo que ustedes quieran, en la parte de comentarios. Por mi parte es lo que mejor puedo hacer.


Te recordamos hoy y siempre Gis.

sábado, noviembre 18, 2006

Motivos sobran

Tener la posibilidad de asistir a una Final de la ONEFA es una oportunidad que siempre aprovecho. Poca gente lo entiende, es más, creo que yo tampoco. En la televisión podemos ver un partido de futbol americano de altísimo nivel, con monstruos de 150 kilos que corren más rápido que yo y con golpes que para cualquier otro mortal representaría el pase directo a la tumba.

Eso es la NFL, y la ONEFA, siendo realistas, está a años luz de distancia.

Luego entonces, ¿por qué mi obstinación de levantarme un sábado a las 6:45; tomar un camión a Puebla a las 9; pegármele en el taxi a Cholula a tres regios; empujarme con otros colegas por un maldito sticker que fungió como acreditación; cargar cámara fotográfica, dos lentes, su maletín, tres rollos, una grabadora, una libreta, una pluma, dos hojas oficio con los rósters, y un chaleco con dos docenas de bolsas; darle unas 20 vueltas (no exagero) a la cancha en 4 horas al rayo del sol poblano de invierno en otoño; darme más empujones y codazos con los colegas para tomar la foto del festejo y grabar la declaración del coach que ha ganado 9 campeonatos en 14 años; regresarme con mi ex jefe del periódico (al periódico, claro) y volver a casa 13 horas después?

Sencillo.

Por leer un buen libro en el camión; por conocer a los únicos tres regios no codos que me patrocinaron el traslado a Cholula; por acrecentar mi colección de acreditaciones; para tomar fotos de touchdowns, festejos y de la botarga de los Borregos pintándole el dedo medio a la tribuna de los Aztecas; por sentir la alegría y la intensidad de 10 mil personas que viven el partido como si ellos lo jugaran; por escuchar al mariscal de campo campeón reconocer, en un gesto de genuina humildad, que su rival es el mejor de la Liga, a pesar de la derrota, y del coach que aún ante la emoción de un tricampeonato se toma las cosas con tanta calma; por aprenderle a un hombre más de lo que ya le aprendí en 7 meses, por conocer a Sebastián y por saludar a los amigos que hice en ese periódico, a quienes no cambiaría por el más jugoso cheque ("yo nunca los vendería, hermanos"); por abrir la puerta de mi casa y presumirle a mi padre (quien tanto tanto tanto me puso a prueba en mi loca aventura de querer ser periodista) que tomé la foto ex-clu-si-va del finísimo gesto de la botarga...

Por haber aprendido al lado de un campo de futbol americano a escribir una nota y una crónica, a tomar fotografía deportiva y a narrar...

Pero más que todo eso, porque lo disfruto, tanto o más que los locos (porque se necesita estarlo) que practican este deporte del cual me he enamorado sin haberlo jugado nunca.

lunes, noviembre 13, 2006

Haciendo cuentas...

Veo que no he tenido vacaciones la primera semana de este año. Desde el 6 de enero no he parado entre escuela, trabajo y otras actividades.

Ya estamos a mediados de noviembre y después de darme cuenta de esto, entiendo por qué estoy cansado la mayor parte del día.

En diciembre, apenas termine el semestre, me largo. No sé a dónde ni con quién ni cómo, pero me largo.

Se aceptan sugerencias para el lugar y donativos para solventar la travesía, je. Invitaciones, sólo de personas del género femenino.

domingo, noviembre 12, 2006

Mac vs El andamio de la UDLA II

Hace un año, en el último sábado de octubre, vencí mi miedo a las alturas para trepar un andamio de 6 metros de alto sin mayor ayuda que su estructura. Esto ocurrió en la Universidad de las Américas, cuando fui narrador de bomberazo.

La misión tendría que repetirse. Ayer, de regreso en el Templo del Dolor de la UDLA, el Mac habría de enfrentarse de nueva cuenta a ese andamio verde y agreste. La revancha estaba lista.

Si llegar a la escuela entre semana a las 7 es cosa kafkiana, hacerlo en sábado raya fuera de todo lo humano. Ahora imagínense después de la desmañanada, tener que estar en Puebla dos horas y media más tarde y mirar frente a frente al andamio hasta que a los flojos de prensa de los Aztecas se les ocurriera llegar para darnos nuestras acreditaciones y poder entrar al estadio.

Deposité en mi estómago una cemita que mi productor calificó como una vil torta de milanesa. Me vale, estaba buenísima, más por el queso oaxaca, del cual he dicho que soy fan. Mis jugos gástricos recibieron los bolos alimenticios con notas del Gloria de Vivaldi.

Entramos finalmente al Templo del Dolor (pero dolor de trasero por las tribunas). Mac cargaba su mochila y por alguna extraña razón no la bajaba al piso hasta que algún miembro de la expedición le preguntaba por qué la tenía al hombro si no hacía nada.

Por lo peligroso de la tarea que estaba por realizarse, uno pensaría que en la mochila traería arneses, pico, clavos y toda clase de artículos de montañismo. No, sólo estaba mi laptop.

(Órale, que dijeron, ¿que tiene un GPS para no correr con la misma suerte de los alpinistas del Changabang en caso de perderme?
Por favor, no es para tanto.)

Minutos antes de iniciar el ascenso, recorrí las laderas, cuyo territorio habría de ver desde la cima del andamio. Chale, ya neta, me hacía huei.

Pero no podía huir a mi destino. A las 11:15 inicié el ascenso. Pan pianito. Me lo tomé con calma y sin voltear hacia abajo. Pero conforme subía, mis piernas sentían cada vez más presión de la gravedad. Finalmente, llegó el paso de la muerte, subir a la plataforma donde estaba instalada una mesa, dos micrófonos y muchos cables. Mi compañero de ascenso ("el ídolo de Saltillo", bautizado por su servilleta), se adelantó en el camino y ya estaba instalado. Contorsione mi cuerpo de distintas maneras hasta que logré poner pie en ella.

Hice cima a eso de las 11:18 y de ahí no me bajé en casi cuatro horas. Alfonso de la Parra y Andrés Delgado ascendieron 6 mil 864 metros en el Himalaya, yo subí 6 en Cholula.

Pero lo difícil no era la subida...

Cuando tuve que bajar, escuché el grito socarrón de mi productor: "vamos Mac, si ya conquistaste al andamio". Mi respuesta fue clara y contundente: "no inventes, ¡los aplinistas (que se perdieron en el Changabang) llegaron a la cima, pero no bajaron!"

Bajar un andamio en pared vertical con mochila cargada con una laptop de 17 pulgadas y múltiples cables es una nueva modalidad de deporte extremo. No sé cuánto tardé en hacerlo, pero mis piernas tardaron en acostumbrarse a tocar piso nuevamente.

El andamio de la UDLA no puede conmigo.

sábado, noviembre 11, 2006

Borregos Salvajes Campus Ciudad de México

Érase un sábado de septiembre de 2003 al medio día. Un calor de los mil demonios, profundos olores a sudor y una cámara cara colgando del cuello por tres horas. Y la experiencia me gustó. La repetí por 6 semanas más.

(El primer partido que cubrí para fue uno contra la UDLA, en la temporada 2003. El último fue hoy, otra vez ante los Aztecas: las ironías de la vida.) Hasta que observé una de las estampas más representativas y conmovedoras del deporte en cualquier nivel o estrato: el coraje y la impotencia rodando en líquido cuesta abajo por las mejillas. Ver llorar a "monstruos" de 120 kilos le marca la vida a uno. Bueno, al menos a mi.



Una semana después cumplí un sueño: pisé la cancha del Estadio Olímpico. Beamon, Hines, Hugo, Maradona, Platini, Otero. Sentí transpirar su historia evaporada perpetuamente desde su pista y su pasto.

Fueron 4 temporadas. Vi a este equipo descender, reascender, ganar, perder, ganar milagrosamente (Frailes 2004, caray, nunca lo olvidaré), perder partidos que se suponían ganados; viajé con ellos, tomé muchas fotos, hice muchas entrevistas, redacté miles y miles de caracteres, grité sus anotaciones, los critiqué cuando lo merecían, narré sus partidos...

Los vi llegar a su primera Semifinal. Y la transmitimos con récords de audiencia.



E hice amigos... eso es invaluable.

Dios quiera y alguna de mis asignaciones cuando regrese a los medios profesionales (ya tuve mi probadita en meses pasados) me lleve a cubrirlos un día, tan sólo para recordar estos tiempos.

Este sueño no terminó hoy, apenas empieza.


jueves, noviembre 09, 2006

La vida a los 50

A los 25 años escribí que la vida se mide en siglos.

Imagínense haber recorrido la mitad de ella. La televisión en blanco y negro, los Juegos Olímpicos en México (ese salto de Bob Beamon quien en lugar de caer en arena lo hizo en la inmortalidad) y dos Mundiales, la llegada a la Luna, el auge y separación de los Beatles, Pelé, el 10 perfecto de Nadia Comanecci, la muerte de John Lennon, Maradona, la caída del Muro de Berlín, Internet, el año 2000, Juan Pablo II, las Torres Gemelas, cinco campeonatos de Liga de los Pumas.

Te das cuenta que la vida ya no es futuro en su mayoría, sino pasado. Has enterrado familiares, amigos, relaciones, recuerdos y confianzas y te aterra saber que cada día está más cercano al tuyo.

Pero recorres cada momento vivido y lo descrito hace dos párrafos resulta irrelevante.

Dieciocho mil doscientos sesenta y dos días, cuatrocientos treinta y ocho mil doscientas ochenta y ocho horas, veintiséis millones doscientos noventa y siete mil doscientos ochenta minutos… Y a cada instante algo nuevo, a pesar de todo el tiempo transcurrido.

Y suspiras con la tranquilidad de saber que eres más importante que cualquier personaje de un libro de historia.

730 días

(Y hace 730 días publiqué mi primer post aquí)

DeporTV ha durado 32 años de emisiones semanales ininterrumpidas. Chabelo, bueno, creo que ha durado más (y no lo veo desde que me cambió la voz). Las grandes tradiciones se construyen en la constancia.

Cuando inicié esto, pensé en postear cada miércoles. Sólo una vez a la semana. ¿De qué? De lo que fuera, pero una vez a la semana. Después me di cuenta de que eso no me era suficiente, que no sólo los miércoles tengo algo de qué hablar.

En este espacio no escribo necesariamente del tema más importante, ni del mundo ni de mi mundo. A veces sí, a veces no. No tengo un editor, ni un jefe de información. Yo solito me corrijo y me censuro.

¿Qué es este espacio? Soy yo. Es la reflexión, las alegrías, las tristezas, los éxtasis, las agonías y las fruslerías que existen en mi.

No aspiro a cumplir 30 años con este espacio. No sé cuánto me vaya a durar. Quizás un día me mude de espacio, exploten los servidores de blogger, se promulgue una ley que prohiba los blogs o simplemente mi contador deje de crecer y caiga en el desánimo (pa’ que vean que mis lectores son importantes dentro de mi mundito narcisista).

No sé qué pase con este espacio en el futuro, cuántos aniversarios más celebre. Pero yo simplemente quiero ser como el hombre que me inspiró a escribir el post que aparece arriba.

miércoles, noviembre 01, 2006

Niño Opus regresa

Algunos de mis lectores recordarán las anécdotas de Niño Opus.

De común acuerdo, este curioso personaje, mi alter ego, decidió irse al Tibet por ahí de mayo. Entablé comunicación hace unos días y me dijo que lo habían estado contratando como sherpa para varias expediciones en el Himalaya.

La última vez que hablé con él fue el 12 de octubre, me dijo que estaba en el Changabang con dos alpinistas mexicanos...

Y nadie sabe qué ha sido de ellos desde entonces.

lunes, octubre 30, 2006

Otra de regalos y mujeres

Hace algunos días escribí sobre el ABC de los regalos y las mujeres.

Me llovieron comentarios al respecto. Claro está que mucha gente me los hace vía messenger y se ahorra el protocolo de ponerlos aquí.

Pero no sé si B y C lo hayan leído… (No creo que A sea asiduo lector de este espacio).

Me contaron que B está triste. Bueno, no me lo contaron, yo también lo vi. Pero no sé por qué. Sé que a M (erm, disculpen que me haya saltado tantas letras) no le gusta ver a B triste, y es por eso que me ha pedido mi sabio consejo (yeah, right) para regalarle algo a B que la saque de su tristeza.

“Es fácil, mi querido M”, le dije, “no le tienes que regalar nada, es más, tan sólo tienes que robarle una sonrisa.”

domingo, octubre 29, 2006

Brad Will

Como ustedes saben (deberían saberlo), hace un par de días murió el camarógrafo estadounidense Bradley Will, en el ejercicio de su labor periodística.

Will trabajaba como free lance cubriendo el conflicto de Oaxaca para Independent Media Center, organización establecida en Nueva York. En su sitio web, Indy Media afirma haber nacido bajo "la visión Zapatista de una red global de comunicación alterna contra el neoliberalismo y por la humanidad".

"Creer en Indymedia es creer que el periodismo está tanto al servicio de la justicia, como es una causa de injusticia. Hablamos y escuchamos, resistimos y luchamos. En ese espíritu, Brad Will era igualmente un periodista y un activista (en pro) de los derechos humanos", continúa el comunicado.

"Tal vez la muerte de Brad se habría prevenido si las corporaciones mediáticas mexicanas, internacionales y de EU hubieran contado la historia de gente oaxaqueña. Entonces eso de nosotros que viven en comodidad no aprenderían solamente de un conflicto de 5 meses, o sobre esta lucha de 500 años. Y entonces, Brad quizás no hubiera sentido la necesidad de enfrentar a esos asesinos en Oaxaca sujeto apenas al escudo inefectivo de su pasaporte de EU y su identificación de prensa extranjera."

Reforma reporta que según el Instituto Nacional de Migración, Will entró al país en calidad de turista el 1° de octubre.

Brad Will fue una de las tres víctimas de un enfrentamiento en la colonia Calicanto del municipio de Santa Lucía, entre un grupo de "civiles armados" y miembros de la APPO, que pretendían defender sus barricadas.

miércoles, octubre 25, 2006

5 extraños hábitos propios

Me repatea hacer esto... pero Justin ha sido demasiado insistente, al grado de las amenazas. Pero bueh, ahí va...

***************************************


(La redacción a continuación no es mía, es un vil copy-paste)


LAS REGLAS DEL JUEGO SON:


La primera víctima de este juego inicia su mensaje con el título "5 extraños hábitos propios". Las personas embaucadas a escribir un mensaje en su respectivo blog, a propósito de sus extraños hábitos, deben también indicar este reglamento. Al final, también deberán de escoger 5 nuevas víctimas para que este infinito ciclo de embaucación continue, para esto es necesario ligar su blogsito con el propio (osea en el blog del embaucador se pone la lista de 5 embaucados). Para rematar es necesario avisarle a tu víctima que ha sido embaucada con el siguiente mensaje: "Has sido elegida para hablarme de tus malos hábitos...".


***************************************


  1. Siempre como al revés las pizzas: empiezo por la orilla y luego me dirijo a la punta, con excepción de las Hut-Cheese de Pizza Hut, esas sí me las como de la punta a la orilla. (La paradoja es que la Hut-Cheese se supone que se debe comer empezando por las orillas!!!)
  2. Tengo la mala costumbre de hacer chistes al aire en mi programa de radio. Y digo mala porque siempre lo hago balconeando gente. Mi compañero Daniel Corona fue el último en sufrir los estragos, jaja.
  3. Las dos primeras veces que pisé la cancha del Estadio Olímpico, antes de dar el primer paso en el pasto, me quité los tenis.
  4. Duermo de ladito... Aunque no sé si eso sea extraño.
  5. Me gusta la música vieja. La única estación de radio que me permito poner a todo volumen (y sólo a ciertas horas y en ciertas canciones) es Universal Stereo.
Y bueno... Los 5 desafortunados siguientes son los autores de los siguientes blogs (omitiré los nombres, sólo balconeo en mi programa de radio):

domingo, octubre 22, 2006

Terminó la semana

Si leyeron mi post anterior, se habrán dado cuenta de que tuve un martes realmente pesado. El miércoles mi cuerpo me cobró factura: a duras penas me pude levantar, mis piernas no podían sostenerme de pie; cabeza, garganta y estómago se peleaban por ver cuál me provocaba más dolor; múltiples visitas al baño, la luz solar taladraba mis ojos...

"Todos los periodistas tienen gastritis".- ADF. Ja, es oficial, soy todo un periodista.

Imagínense ustedes estar enfermos del estómago y de gripa simultáneamente. Del nabo. Así estuve toda la semana, y hasta hoy domingo más o menos tuve fuerzas para salir al mundo exterior.

Mi terrible estado físico y de ánimo me orilló a olvidar eventos, aniversarios y a rechazar invitaciones. Y a recibir reproches por ello.

Sólo tuve 45 minutos de alegría: desde el silbatazo final del Real Madrid-Barcelona hasta el primer pepinazo que nos clavó el jorobado de nuestra señora de coapa. Mi mundo feliz se derribó en 90 segundos con el de Cabañas. Hay muchas cosas que puedo soportar, pero la gripa combinada con gastritis y perder con el América son dos cosas de la corta lista que simplemente me parecen imposibles.

Pero bueno, esta semana ya se acabó, mañana es lunes y el asunto promete mejorar... Digo, peor no puede ser.

martes, octubre 17, 2006

A las 9 de la mañana...

Apenas me dieron las nueve de la mañana y ya tengo ganas de mentarle la madre al primero que se me ponga enfrente.

No voy a ventilar asuntos personales. Dejémoslo en que tuve que donar mi coche por unos días a las hermanas de la caridad del automóvil-descompuesto-sin-aparente-motivo, por órdenes del padre superior.

Me levanté hoy a las 5:30 de la mañana, con el tiempo justísimo para bañarme, vestirme y pelarme a la escuela. Sorpresa, el calentador estaba apagado, y el armatroste es tan eficiente que uno tiene que esperarse 20 minutos después de encenderlo para que el agua salga caliente. No quise bañarme con agua fría y exponerme a una pulmonía. Ni modo, después de mi primera clase me regresó a quitarme la mugre.

Sobrevivó mi clase de 7 y voy camino a casa para bañarme. Y a medio camino recuerdo que mi llave la dejé en el llavero de mi coche, el cual obviamente ya no está en mi poder.

A todo esto, me acosté a las 2:30 haciendo una tarea. Y no sé si dormí algo, no siento siquiera haber pegado las pestañas. Ah, y me está dando gripa.

Y apenas dieron las 9 de la mañana...

sábado, octubre 14, 2006

Masoquismo periodístico

Salí desde las 10:15 de la mañana de mi sede alterna (Las Águilas). Con visa, pasaporte y un espaldamojada en la cajuela me fui a la H. República de Atizapán.

Para quienes no sepan dónde es Atizapán (he descubierto que tengo hartos lectores españoles, a quienes mando un afectuosísimo saludo), está literalmente donde termina la Ciudad de México. Y quienes no conozcan mi terruño, es demasiado grande. Habré recorrido unos 40 kms hacia allá... Aha, 40 kms DENTRO DE LA CIUDAD!!!

Regresé a mis territorios a eso de las 9:45 de la noche.

¿Y a qué fui? A pasar por tierra, sol, lodo y agua: a cubrir dos partidos de futbol americano. Y lo peor, regresé retecontento.

Y para quienes no lo sepan, eso se llama masoquismo.

jueves, octubre 12, 2006

El himno al amor

Para XdU, tu favorita;
y para escarmiento de otros

Me agarró la primavera en pleno octubre. No sé por qué ando poniendo puras canciones de amor en el WMP. Cómo sé que no todo mi público habla francés, les pongo la traducción.

L'hymne a l'amour

Edith Piaff

(Al libre albedrío para que saquen sus conclusiones... Yo tengo las mías y no todas son color de rosa, pero desearía que lo fueran.)

Traducción: Mac, voila.fr et Lolé...





Le ciel bleu sur nous peut s'effondrer
Et la terre peut bien s'écrouler
Peu m'importe si tu m'aimes
Je me fous du monde entier.
Tant qu'l'amour inond'ra mes matins
Tant que mon corps frémira sous tes mains
Peu m'importe les problèmes
Mon amour puisque tu m'aimes.

J'irais jusqu'au bout du monde,
Je me ferais teindre en blonde,
Si tu me le demandais.
J'irais décrocher la lune,
J'irais voler la fortune,
Si tu me le demandais

Je renierais ma patrie,
Je renierais mes amis,
Si tu me le demandais.
On peut bien rire de moi
Je ferais n'importe quoi
Si tu me le demandais.

Si un jour la vie t'arrache à moi,
Si tu meurs que tu sois loin de moi,
Peu m'importe si tu m'aimes,
Car moi je mourrais aussi.
Nous aurons pour nous l'éternité
Dans le bleu de toute l'immensité,
Dans le ciel plus de problèmes
Mon amour crois-tu qu'on s'aime?
Dieu réunit ceux qui s'aiment.

El cielo azul sobre nosotros puede hundirse
Y la tierra puede aplastarse
Poco me importa si me amas
A mi me vale el mundo entero.
Tanto que el amor inundará mis mañanas
Mientras mi cuerpo se estremecerá bajo tus manos
Poco me importan los problemas
Mi amor ya que tu me amas

Llegaría hasta el fin del mundo,
Me haría teñir (el cabello) en rubio,
Si me lo pidieras.
Iría a descolgar la luna,
Iría a robar una fortuna,
Si me lo pidieras.

Rechazaría a mi patria,
Rechazaría a mis amigos,
Si me lo pidieras.
Se pueden reír de mi,
No importa qué haría,
Si me lo pidieras.

Si un día la vida te arranca de mi,
Si tu mueres, que tu estés lejos de mí,
Poco me importa si me amas,
Ya que me moriría también.
Tendremos para nosotros la eternidad
En el azul de toda la inmensidad,
En el cielo, muchos problemas
Mi amor, crees que nos amamos?

Dios reúne a los que se aman

lunes, octubre 09, 2006

Para la otra mitad del cielo

Hoy se cumplen 66 años del natalicio de John Lennon.

Y como él ya lo escribió todo, les pongo la letra de "Woman" (recomendabilísimo escucharla mientras la leen):

(for the other half of the sky)

Woman I can hardly express
My mixed emotions at my thoughtlessness
After all Im forever in your debt
And woman I will try to express
My inner feelings and thankfulness
For showing me the meaning of success

Ooh, well, well
Doo, doo, doo, doo, doo
Ooh, well, well
Doo, doo, doo, doo, doo

Woman I know you understand
The little child inside of the man
Please remember my life is in your hands
And woman hold me close to your heart
However distant dont keep us apart
After all it is written in the stars

Ooh, well, well
Doo, doo, doo, doo, doo
Ooh, well, well
Doo, doo, doo, doo, doo
Well

Woman please let me explain
I never meant to cause you sorrow or pain
So let me tell you again and again and again

I love you, yeah, yeah
Now and forever
I love you, yeah, yeah
Now and forever
I love you, yeah, yeah
Now and forever
I love you, yeah, yeah

viernes, octubre 06, 2006

El ABC de los regalos y las mujeres

C se casó con A, su novio de la prepa, hace 10 meses.

Volvieron a ser novios un 30 de septiembre, y con motivo de dicha celebración, C me contó con cierto tono de preocupación (sensatez, diría yo) que A le regaló un reloj con diamantes. La preocupación provino del papel de la esposa que se pregunta cómo el marido le hizo para sacar el dinero y no afectar la economía del hogar. Pero como mujer, no me pudo negar que el regalo le gustó. Y claro, ¿a qué mujer no le gustaría recibir un reloj con diamantes en el aniversario del regreso novieril?

Mi reacción fue de desencanto. Malditos hombres, ¿por qué tener que darle regalos caros a la mujer? Táchenme de misógino si quieren, pero hay féminas que se malacostumbran al ser consentidas así. C no es el caso, la conozco muy bien y sé que es una mujer centrada. Pero habrán M's, G's, R's, T's, V's o la letra que ustedes prefieran que eleven sus expectativas y necesiten un reloj de diamantes, un auto último modelo o un anillo en Tiffany's para subsanar sus carencias afectivas.

Hoy fue el cumpleaños de B. Le regalé una docena de rosas con un textito breve, acaso emotivo, acaso cursi, pero eso sí, muy bien pensado en cada letra. Es de muy mala educación decir cuánto costó un presente, pero cualquier persona con tres dedos de frente (yo tengo más) sabe que el mío fue más barato que un reloj de diamantes.

A cambio yo recibí de B un abrazo largo, de esos casi eternos, fuertes, apretaditos, con besos en las mejillas, como a mi me gustan, y una sonrisa de oreja a oreja (que se le hacen los ojos chiquitos) de esas suyas que me matan. Y me fui satisfecho.

Y me quedé con la certeza de que yo nunca regalaré un reloj con diamantes, porque mi cariño no tiene precio.

martes, octubre 03, 2006

Meditación nocturna

Quienes me conocen saben que el no poder tocar un instrumento sin limitaciones es una frustración presente a lo largo de toda mi vida. Es cierto, Beethoven escribió música siendo sordo y Mozart cuando apenas alcanzaba la perilla de su puerta. Noticia, no soy ni Beethoven ni Mozart.

Pero... ¿para qué quiero escribir música si John Lennon ya lo escribió todo?

lunes, octubre 02, 2006

Campeones del mundo Sub 17

A un año de la hazaña de Lima, esta es la editorial que presenté para En Movimiento el 3 de octubre de 2005.


jueves, septiembre 28, 2006

Tips para una clase aburrida

Son las 8:45 de la noche y estoy en el salón. Por idea de Adriana Terrazas, les doy algunos tips de como sobrellevar una clase aburrida.
  1. El messenger: bendito seas messenger, mi ventanita al mundo... Jaja, soy todo un ente del mundo digital.
  2. Escribir en tu blog: tal como lo estoy haciendo. Claro, sólo aplica para los valientes bloggeros.
  3. Hacer tareas: el estar en clase implica que no puedes estar en otro lado, así que haz de este momento algo productivo. Mi clase de los jueves en la noche es por excelencia mi momento más productivo de la semana.
  4. Planear lo que vas a hacer el viernes: apoyándote, claro, en tu messenger.
Pero claro, si se dan cuenta, estas dependen de tener una laptop en clase, lo cual prácticamente sólo aplica en el Tec. Disculpen por el exabrupto elitista. Así que aquí hay otras opciones que no dependen tanto de la tecnología:
  1. Escribir en una libreta: he observado que hay gente que inevitablemente tienen un cuadernillo al lado anotando quién sabe qué debrayes...
  2. Hacer dibujos en el cuaderno: ¡nunca, JAMÁS pasará de moda el dibujo del profesor en la última página! Aunque claro, habrán quienes prefieran las florecitas y el nombre del/la noviecito/a en letritas estilizadas rechulas. Que cute...
  3. Imaginar cosas chistosas que deberían pasarle al profe (cortesía de Adriana)
  4. Cheatear en papel: tomas una hoja, escribes un mensaje a la persona de al lado y ella te responde... Funciona mejor si es una persona del sexo opuesto.
  5. Planear líneas de ligue para algún/a dama/caballero de su predilección: no se hagan, el que nunca lo haya hecho que tire la primera piedra.

Claro está que el profesor no es idiota, y se da cuenta de quiénes son lo que no le ponen atención. Es recomendable voltear de vez en cuando a verlo, el contacto visual es un arma muy poderosa, así como las poses de "mira sí, me interesa tu clase". Mi profe de esta clase al final pide que cada quién de una conclusión de lo que se vio, y para eso me basta solo un par de minutos (de 180 que dura) de poner atención. Creo que se puede hacer el sacrificio.

¿Otras sugerencias? Leave them in the comments box!

lunes, septiembre 25, 2006

Se reanudan las acciones

Sólo bastan unas canciones de John Lennon y mágicamente vuelvo a creer.

Gracias Yoko por enamorar perdidamente a este hombre.

Gracias John por tu música.

Tiempo fuera

Para Ana, felicidades,
la neta me corroe la envidia,
espero que lo sepas...

Mi tiempo, mi edad, mis gustos, mi entorno y hasta mis sueños (carajo Morfeo, bájale de huevitos) parecen ponerse en mi contra. Hay tantas cosas que quiero hacer, y sin embargo, no quiero casarme hasta después de los 30.

Hay muchas opciones y a la vez no las hay. Me debato entre tomar medidas desesperadas o dejar que todo siga su rumbo actual. Pero después de 10 años de optar por lo segundo, ya me cansé del trillado "ya llegará...".

viernes, septiembre 22, 2006

Volver a los orígenes

Es grato que se acuerden de uno. Casi me vine de espaldas cuando Toñito (el eterno Toñito de la recepción) me dijo "tú eres ex-alumno, ¿verdad? Otero Mac Kinney". Ese huei soy. Ya no tengo la sonrisa pícara, y en lugar de crecer para arriba lo hice para los lados, mi barba de candado es activo fijo desde hace cuatro años, pero aún así fui reconocible.

Ver a Neto igualito, sólo con unas canas más; a Prisciliano, cuyo vozarrón permanece intacto; a PriscoFrancisco, Garduño, Penagos y Tenopala, por quienes no pasan los años. Todos ellos se ven igual que cuando me dieron clase. ¿Será que sólo nosotros crecemos? Pero es grato hablarles de adulto a adulto y sin tener que voltear hacia arriba para verlos a los ojos.

Todo me era familiar, hasta que entré a la primaria. Dios mío, ya parece escuela de verdad, y ahora que está de moda, hasta segundo piso le pusieron. Ya no hay cooperativa, sino una mouderna cafetería. Los patios sé que están iguales, pero ahora se ven más chicos, es el precio del tiempo.

Y la cancha de futbol... Al menos para mi, ese siempre será un recinto sagrado. Casi lloro al ver la portería donde anoté mi (gran-magnífico-inolvidable-espectacular-incomparable) primer gol. Es el pasto sagrado del Cedros, que siempre será mi campo.

- ¿Qué se siente ser un niño Cedros? (AT)

Al menos el miércoles me sentí muy bien de serlo.

domingo, septiembre 17, 2006

Kit de supervivencia

  • Grabadora reportera
  • (Con cassette, evidentemente)
  • Cámara fotográfica
  • Lente de 80 mm
  • Telefoto de 300 mm
  • Dos rollos
  • Libreta
  • Lapicero
  • Gafete de prensa
  • Acreditación de prensa
  • Rosters de los equipos
  • Bloqueador solar
Todo eso en un chaleco de reportero mamón con 19 bolsas (bueno, la cámara y el lente en turno colgando de mi cuello), que después de la primera hora y media ya se siente como chaleco antibalas.

Así cubro los partidos de la ONEFA desde 2003.

jueves, septiembre 07, 2006

¡Venga Joserra!

Que levante la mano el que ose decir que José Ramón Fernández no es el mejor periodista deportivo en la historia de México.

Es cierto que ya al final sus críticas estaban radicalizadas al extremo, que a veces ni yo encontraba cómo defenderlo. Pero marcó la pauta en la forma de hacer periodismo en nuestro país. Lo que ha venido después de él no han sido más que copias (algunas muy burdas, por cierto) de lo que ha creado.

Aún recuerdo la manera en la que estalló en lágrimas en la edición del 30 aniversario de DeporTV. Si es difícil mantener un programa al aire por 30 semanas, imagínense por 30 años.

Es el formador de muchos de los mejores periodistas que hay en este país: Francisco Javier González, Antonio Moreno, David Faitelson, André Marín, Antonio Rosique... Para aquellos que nos queremos dedicar a esto del periodismo deportivo, José Ramón es algo más que un modelo a seguir, es una meta aspiracional.

Quizás regrese, pero aún haciéndolo, ya no será el mismo. Sólo me queda exclamar, a la manera en la que se hace en el Olímpico Universitario y en la redacción de Cancha, con palmas y silbidos de apoyo:

¡Venga Joserra!

Se busca

Mi madre regresará a casa tarde... Se fue al cine. Que quede claro, no es queja, la mujer está en todo su derecho de salir a divertirse y de regresar a la hora que le venga en gana.

Pero hay que tomar algunas medidas.

Se busca novia.
  • Edad irrelevante, pero preferiblemente arriba de los 18, para no estar visitando el MP.
  • No casada.
  • Interesante.
  • Con chispa.
  • Guapa (no nos hagamos hueyes con eso de que el físico no importa).
  • Bondadosa.
  • Harto cariñosa.
  • Que no le gusten los antros, no quiero verme en la penosa necesidad de responder a la petición de "quiero salir a bailar".
  • De plática larga y duradera.
  • Que le guste el futbol o al menos lo tolere... o que al menos tolere que a mi me gusta mucho.
  • Que no le importe que ocasionalmente yo salga de trabajar pasada la hora de la cenicienta...
  • ... ni que trabaje los fines de semana.
  • De buena familia
  • Que no le haga fuchi a ir a comer a un puesto de tacos
  • Que comprenda que los periodistas no somos ricos
  • Que no se sienta lesbiana
  • Que tenga coche :S
Interesadas... Erm, bueno, no hay nadie que cumpla todos los requisitos, no existe la mujer perfecta... Pero con alguien que se apunte para hacer algo cuando mi madre se vaya al cine, me conformo.

martes, septiembre 05, 2006

Declaran a Calderón Presidente electo

(Ahora sí... no como aquella vez que puse esa cabeza en mi messenger, relacionada a Ramón Calderón, cuando fue declarado Presidente del Real Madrid... qué manera de desatar la histeria colectiva, jaja)

Pues la noticia es que no hubo noticia: Felipe Calderón ya fue declarado Presidente electo.

En los últimos días, varios medios internacionales le pedían a AMLO aceptar su derrota. ¿Por qué? Porque su "fraude" solamente estuvo sustentado en la paranoia de siete décadas de elecciones enrarecidas. Pero esa época ya pasó.

Ahora va a resultar que el yunque, la Iglesia, Norberto, Fox, Martha, Espino, el osito Bimbo (no jodan, Bimbo es EL modelo de empresa 100% mexicana, con alcance internacional y un empresario honesto y con valores como Lorenzo Servitje), Jumex, el CCE, Ugalde, los magistrados del TEPJF y las fuerzas oscuras armaron un plan maquiavélico para darle el triunfo a Calderón... por medio punto porcentual???!!!

No se claven. Póngase a trabajar y que gobierne el que sea. Y déjenlo gobernar.

domingo, septiembre 03, 2006

Crónicas del ñoñobús

Puse mi despertador ayer sábado a las 6. Ya me conozco, con eso despertaría a las 6:30. Y oh sorpresa, abro el ojo y mi reloj decía 7:06. Tenía 24 minutos exactos para llegar al Tec y treparme al camión que me llevaría a Puebla. Me bañé y me vestí tan rápido como mi adormilado estado me lo permitió, sin desayunar, y pise mi destino a eso de las 7:38.

Nada para preocuparse, saldríamos a las 8. Platiqué un rato con mi amiga la porrista y finalmente salimos a las 8:15. Desde el abordaje noté extraños comportamientos entre los ocupantes, a un cuate de sonrisa perpetua (el "Sonric's" le decían) que ya me estaba enloqueciendo, y que para acabarla era el cabecilla de la banda. El vehículo estaba a medio llenar, así que pude hacerme de dos lugares para estar a mis anchas. Traté de dormir un rato, pero el tráfico de Periférico pasando Avenida Tláhuac me estresó. Sólo en la Ciudad de México hay embotellamientos en sábado a las 8:30 de la mañana.

Tomamos carretera después de pasar por la bellísima zona de Iztapalapa, enmarcados por los fétidos olores que hay antes de llegar a Chalco. Después de varios años volví a escuchar esos jueguitos de ritmo y palmas de niñas de secu (pa que vaya acorde con el texto, porque terminos como "secu" y "peli" me parecen puñalísimos) recitados por damas y varones universitarios. Viajar en el autobús de Grupos Estudiantiles del Tec es toda una experiencia digna del National Geographic.

Traté de conciliar el sueño. No estoy del todo seguro si lo logré, pero como mi sentido del espacio y el tiempo percibió que cruzamos la segunda caseta muy rápido, asumo que tuve cierto éxito en la misión. Manolucas (el único integrante de la comitiva que conocía en persona y no por fotos en Jaque) cruzó algunas palabras conmigo, me confundió y por un momento pensé que íbamos al Tec Campus Puebla y no a la UDLA.

- Estamos armando la porra Mac.
- Por lo que más quieran, no salgan con su ñoñada del año pasado de "qué siga la fiesta".
- (Risas)

Como fondo de esta conversación, la tropa del ñoñobús hacia juegos de palmadas con albures pueriles. Lloraba internamente y esperaba ansioso el momento de pisar suelo cholutleca y preparar mi narración del partido. A unos minutos de llegar a la UDLA quisieron sacar un cántico que lejos de parecer de guerra sonaba como a uno de campamento de boy scouts.

Llegamos. 10:46. Eternos me fueron los segundos entre la entrada a la UDLA y cuando paró el camión para permitir el descenso. Rápidamente me separé del pelotón (lo sé, soy un ingrato, no pagué un quinto por mi primero de al menos tres viajes a Puebla) y busqué a los cuates de la televisora a la cual le regalaría 3 horas de mi voz. Después de hacer las presentaciones pertinentes, pisé la cancha del Templo del Dolor.

Me instalé al lado de mis compañeros de transmisión en nuestro andamio de primer mundo a unos diez metros de altura. Un chilango, un mochiteco y un juarense, éramos una combinación de acentos muy pintoresca. Olvidé que narrar un partido de futbol americano no es cuestión de lucimiento, sino de resistencia, y al cabo de una hora mi garganta empezó a cobrar factura. Los Aztecas no tenían que despeinarse gran cosa para ganar por 14 puntos al medio tiempo, pues la ofensiva del Tec CCM era tan eficiente como el poder de negociación del Gobierno de Fox.

Creo que un par de veces me llamaron Carlos durante la transmisión y por momentos ya ni sabíamos cuál era el turno de cada quien, pero aprendí que se puede tener una producción de tele exitosa con dos corcholatas de Pepsi y cinco pesos, e incluso me di el lujo de poner mi primer apodo como narrador (Juan Carlos "Pajarito" Castillo Najera, a un ropero que juega de fullback con los Borregos de 1.85 y 120 kilos). 27-7 ganaron los Aztecas.

Al final del juego, cortesía de los Borregos, me obsequiaron mi lunch: refresco de a litro, dos hamburguesas y papas fritas... Ración de tochero... Por un momento sentí que mi aparato digestivo me asfixiaba. Ocupé la segunda fila de asientos del ñoñobús, lejos de la tropa, que se fue al fondo (ayer se volvió mito eso de que los niños rudos se sientan atrás en los camiones).

No pude dormir en el regreso. Entrando al DF, la guapa Cristina (mi pupila está enamorada de esa mujer) se bajó con su novio en un McDonald's. Una de dos, o de plano su vejiga no aguanta y va al baño o nos va a comprar hamburguesas para todos. Sé que hubiera sido el único loco del camión que hubiera preferido que fuera lo primero. Pero fallé. La jefa fue recibida entre aplausos de la tropa y la mirada de angustia del reportero.

- No Cris, sería gula.
- Pero ya te la compré...

Tres hamburguesas depositadas en mi estómago... Prometí no volver a comer otra en lo que resta del sexenio.

Voy a Puebla otra vez el 16 de septiembre y el 21 de octubre, pero sin ñoñobús. ¿Alguien se anima?

viernes, septiembre 01, 2006

El Informe

Publicamos en tiempo real...

Estoy viendo a cientos de diputados y senadores del PRD tomando la tribuna de la Cámara de Diputados.

Me da coraje ver la manera en la que no contentos con secuestrar la Ciudad de México, decidieron también raptar al Poder Legislativo e impedir que el Presidente dé su Informe de Gobierno.

Se quejan del cerco que se impuso en San Lázaro, aún cuando saben que ellos lo provocaron. Hipócritas. Chantajistas. Bajos seres humanos.

Al parecer Fox no dará su mensaje y sólo entregará el mensaje por escrito.

Ya me encabroné.

Andrés Manuel López Obrador perdió la elección, y eso a la pseudo izquierda de nuestro país le arde.

Y quieren que llegue a la presidencia... Eso no sólo no es democrático: es un golpe de estado.

No va a pasar. Felipe Calderón tomará posesión en 3 meses. De eso nos encargamos los millones que no votamos por AMLO.

domingo, agosto 27, 2006

Requiem / 200

*El Rincón no poético del Mac cumple 200 posts. Llegué al primer centenar justamente en el primer aniversario de este espacio. Irónicamente la segunda centena llega también en un aniversario, no de este blog, sino de un asunto muy mío y del cual seguramente, de entre los protagonistas, sólo yo recuerdo. Porque curiosamente hoy es un día 27, y en los días 27 me ocurren toda clase de coincidencias cósmicas, desde el momento que vi la luz por primera vez un 27 de marzo de 1981.*

Debo acostumbrarme. Esto me podría seguir por mucho tiempo más. El tema para mi ya está gastado, a 5 meses de haber terminado, pero para el resto de la gente parece la novedad, el tema de primera plana en el diario de mi vida y, lo peor de todo, es que quizás tengan razón. Dios quiera que no.

Una historia inició hace exactamente un año. Faltarán unas horas para que se cumplan las 8 de la noche, cuando oficialmente fue concebido esto. Fueron... ¿8 meses? ¿5 meses? Es muy relativo, la duración es lo de menos. Una versión extraoficial dice que terminó en diciembre (diciembre,siemprediciembre, ja) al tenor de la frase inmortal y epitáfica "yo-sólo-te-guardo-un-secreto" (¡tiemblen! cuando alguien les diga eso y huyan despavoridos) y otra que acabó el día de mi cumpleaños (el último 27 de marzo). Sólo sé que empezó hoy hace 365 días y a la distancia me alegro de que haya terminado.

Es de mala educación sonreir ante un muerto. Me vale, siempre hay una excepción a la regla. Y decir un muerto es lo de menos, porque en realidad son dos, aunque uno de ellosya terminó de mostrarme su insignificancia y que el mundo sería lo mismo sin él. Siempre me consideré un individuo de bajo perfil, que no hace que cambié la rotación del planeta, pero eso cambió en el último año. De hecho, muchas cosas cambiaron en el último año.

Hay quien me ha dicho que esto que comenzó hace un año no me ayuda a mi imagen. Yo opino todo lo contrario. Porque en ocasiones no hay que ver la superficie, sino aquello que está adentro; porque me doy cuenta que las cosas malas eran asuntos de dos (que en realidad, siempre fueron de tres) y las cosas buenas eran únicamente mías. Bendito Dios el día que me di cuenta de ello. Fue el primer gran paso.

Pero más aún, vivo cada día con gran paz al saberme impune ante la verdad. No puedo comprender como hay gente que llora todas las noches y tiene ánimos de levantarse al día siguiente.

Hay quien me ha dicho que todos tenemos que pasar por algo así y que es mejor que sea ahora. ¿Por qué? Tan jodida está la humanidad que lo único que sabemos hacer bien es lastimarnos unos a otros, cuando es más fácil no hacerlo. Pueden pensar que mi visión está sesgada por 12 años de educación del Opus Dei, pero honestamente es la fórmula que me ha funcionado.

Ya me cansé de que el tema salga en cada reunión. He hablado todo lo que tenía que hablar, y no me gusta repetir las cosas. Me quedo con la idea de que soy mejor persona en todos los aspectos, a un año de distancia, y eso para mi es más que suficiente.

Creo que en realidad no debo acostumbrarme. A partir de hoy, el tema está muerto, sellado, guardado en un bodegón al cual solamente tendré acceso yo.