jueves, junio 30, 2005

Una de negritos o muerte a Speddy González

El día de hoy la Casa Blanca opinó que el gobierno mexicano debería cortar la emisión de los timbres postales del célebre personaje mexicano Memín Pinguín. Asegún, se trata de un personaje que promueve "estereótipos raciales". ¿Acaso será por su color de piel? ¿O sus prominentes labios? ¿O sus amplios pómulos?

El caso es que si fuera yo el gobierno de México (ja, si yo fuera enemil personas que son el gobierno), haría una serie de peticiones similares al gobierno estadounidense por promover estereotipos raciales, entre las cuales se encuentra eliminar a Speddy González y películas como Traffic y The Mexican, porque promueven un estereotipo donde México es un país de bandoleros, borrachos y narcos...

Pero bueno, ¿por qué le teme la gente de color (así se les tiene que llamar ahora o nos cae toda la furia divina del reverendo Jesse Jackson) a llamarse negros, mientras que los blancos siguen siendo blancos? Yo lo veo como una cuestión de equidad...

domingo, junio 26, 2005

El "ya merito" o un mexicano amargado

México jugó como nunca, tuvo en las manos a Argentina, los paseó por la cancha, fueron mejores tácticamente... Pero perdimos como siempre...

A lo mejor en la cancha sí fuimos mejores, pero otra vez no fue suficiente, les presento a continuación los capítulos anteriores de la serie "Los ya merito":

- México vs Alemania, México '86
- México vs Argentina, Copa América Ecuador '93
- México vs Bulgaria, Estados Unidos '94
- México vs Nigeria, Olímpicos Atlanta '96
- México vs Alemania, Francia '98
- México vs Colombia, Copa América Colombia '01
- México vs Estados Unidos, Corea-Japón '02
- México vs Brasil, Copa América Perú '04
- México vs Argentina, Copa Confederaciones Alemania '05

Y son solo los que me vienen a la cabeza. Desde hace 20 años México ha demostrado tener un gran nivel competitivo, le pelea a los grandes, le gana a los grandes... cuando no hay nada en juego aún. Y no nos vayamos a nivel de clubes, que ahí también tenemos colas que nos pisen. Ahora, voy a mencionar algunos argumentos de consuelo usados en las últimas horas tras la derrota contra Argentina y este amargado mexicano los va a destrozar uno a uno:
  • "¡Fuimos mejores!".- Y aún así, nos ganaron.
  • "Es la maldición de los penales".- la gente que piensa que los penales son un volado seguramente nunca han cobrado uno en su vida.
  • "Es que el árbitro estuvo a favor de Argentina".- yo creo que lo único que hizo mal el árbitro fue no expulsar al asesino de Coloccinni.
  • "Hicimos un buen torneo, le ganamos a Brasil".- pero Brasil sí está en la final y nosotros no...
  • "Estamos para pelearle a los grandes".- llevamos veinte años diciendo eso, el problema es que no damos el paso.
  • "Se pudo haber ganado".- pero como siempre, se perdió.
  • "Viene la venganza (contra Alemania) del Mundial del 98".- y del 86, y del 78...

Llámenme amargado, pero ¿por qué siempre repetimos la historia?

martes, junio 14, 2005

Boca apestosa

No soy chiva, y sí soy mexicano. En este país tenemos la costumbre de envolvernos en la bandera del equipo que participa en la Libertadores sin importar que no sea el nuestro. Yo lo hago con reservas, no puedo negar que me vestí de azul en el 2001...

Chivas no dejó lugar a dudas de su superioridad frente a Boca. El eterno verdugo de los mexicanos (América, semifinales 2000; Cruz Azul, final 2001) fue finalmente derrotado. Y lo peor de todo es que los argentinos sacaron su peor cara. Nadie pudo haber imaginado ese guión: la expulsión injusta del "Bofo", la actitud de Palermo, el escupitajo del técnico a Bautista, el aficionado y el recogebalones que lo fueron a golpear, un partido que acabó 15 minutos antes, la lesión que deja 2 meses fuera a Omar Bravo...

Ojo, tampoco hay que perder de vista lo que pasó en el Azteca hace un año. ¿Lo recuerdan? América-Sao Caetano, cientos de aficionados invadiendo la cancha con palos, tubos, sillas y hasta una carretilla. Sí, esa escena fue aún más bochornosa. No lo olvidemos, no volvamos a caer en eso.

Pero mal de muchos, consuelo de tontos. Hoy Boca no perdió solamente un partido de futbol. Boca Juniors perdió su dignidad, su historia, su grandeza y convirtieron su orgullo en una demostración penosa de resentimiento, de no saber perder, de no saber reconocer que Chivas, al menos estas dos veces, fue más grande que ellos. Peor aún, Boca perdió lo último que debe perder alguien: el respeto.

La egoteca del puma patológico

Para que vean que no es cuento eso de los Pumas Patológicos, les hago un recuento del acervo periodístico de los momentos históricos del mejor equipo de México. Los he clasificado por fechas, y de cada fecha el ejemplar del periódico que tenemos.

La colección empezó por herencia de mi padre, que guardó celosamente los ejemplares más antiguos (se darán cuenta que yo no había nacido aún en alguno de ellos).

4 de julio de 1977: 1er campeonato de liga (sobre la U. de G.)
- Esto

14 de mayo de 1981: Campeonato Interamericano, venciendo al Nacional de Montevideo, campeón de la Libertadores. El día anterior también ocurrió el atentado a Juan Pablo II en El Vaticano.
- Esto

23 de junio de 1991: 3er campeonato de Liga (sobre el América)
- El Universal

7 de junio de 2004: Pase a la final del Clausura 2004. Antesala del 4o campeonato (semifinal vs Cruz Azul)
- Récord

14 de junio de 2004: CAMPEONES!!! 4o título en la historia del club (sobre Guadalajara, en penales)
- La Afición (suplemento de Milenio)
- Récord
- Ovaciones
- Esto
- El Universal
- Reforma
- Señor Futbol

1° de septiembre de 2004: Trofeo Santiago Bernabeu, victoria sobre el Real Madrid en Madrid.
- Récord
- La Afición
- Reforma

9 de diciembre de 2004: Partido de ida de la final del Apertura 2004 (2-1 vs. Monterrey)
- Récord

12 de diciembre de 2004: BICAMPEONES!!! Partido de vuelta de la final del Apertura 2004 (1-0 sobre Monterrey)
- Ovaciones
- Esto
- La Afición
- El Universal
- Excelsior
- Reforma
- Récord

13 de diciembre de 2004: el festejo del bicampeonato.
- Récord
- Señor Futbol

Veinticuatro ejemplares que descansan en las arcas de los Otero, uno de ellos con casi 30 años de antigüedad. Y mejor ni les platico que aparte mi padre tiene un par de las misiones Apollo. Lo único que le falta a esta colección es un ejemplar del segundo campeonato de liga, que se obtuvo en 1981. Y eso que solo hablo de los de más renombre. Una pequeña inversión la de estos periódicos (150 pesos aproximadamente en términos reales), pero que para nosotros, no tiene precio.

lunes, junio 13, 2005

Hoy hace un año o Pumas Patológicos VIII

Estallé en llanto en la tribuna poniente de CU, amparado en la sombra del palomar que apenas aparecía después de seis horas bajo un extenuante sol. Rafael Medina voló el décimo penal después de nueve aciertos, era el definitivo. La emoción de los asistentes en el estadio nos hizo incluso perder el equilibrio por un momento. Saltábamos, gritábamos, llorábamos... La sequía de casi 13 años había terminado. Pumas volvía a alzar la copa... Eso ocurrió hace 365 días.

Las siguientes horas fueron de un frenesí inusitado que difícilmente se repetirá en esta ciudad, a menos que nuestra selección nacional haga algo histórico en el Mundial. La capital del país se pintó completa de azul y oro. Incluso algunos americanistas se unieron al festejo, ¿habrá sido por vencer a las Chivas? No miento. Insurgentes rugía de cláxones en cada semáforo, la mitad de los vehículos sacaban banderas de todos tamaños por las ventanillas, ondeadas por el viento e impulsadas por la velocidad y por una afición hambrienta de un título.

Vuelvo a hojear los periódicos del 14 de junio de 2004 y se me enchina la piel. Solo rememorar aquello hace vibrar mis sentidos. ¿Cómo lo explico? No lo sé. Mi hermano en ese momento lo describió de inmejorable manera y le dio a esto un nombre que quedará para la posteridad: somos "pumas patológicos", incurables, fieles, leales. Seis personas más me acompañaban ese día. Jóvenes, adultos, todos lloramos por igual.

En aquellos días yo estaba en Guadalajara. Irónico. Tomaba clases de verano en el campus de dicha ciudad, que iniciaron 5 días antes de la Gran Final. Ese mismo fin de semana hice mi viaje relámpago a la capital. No tenía boleto para el partido, solo la esperanza de que el viaje valiera la pena. Algunos ya conocen la historia, no la repetiré, ya se imaginarán por qué, jaja. Fue un designio divino, teníamos que estar ahí sin importar cómo. Dios lo dispuso, Dios nos metió al Estadio Olímpico el domingo 13 de junio de 2004.

La novedad que revelaré en este momento es algo que sólo los involucrados sabemos y que también tiene que ver con los designios del cielo. Preocupado por la llegada de los penales, Pablo, el único puma que me ha acompañado toda la vida desde que tengo uso de razón sin ser de mi familia, dijo "tengo miedo, ellos tienen a Oswaldo (Sánchez)", a lo que el Mac respondió "no importa, Dios y la justicia divina están de nuestro lado". No sé si el Señor enchuecó el pie de Rafael Medina, pero el error de Glower en la ida (¿quién marca un penal dos metros fuera del área?) quedó simplemente como un dato histórico.

Seis meses después Pumas se convirtió en el primer bicampeón de los torneos cortos. La historia ya la conocemos, un 2004 que solo supo del azul y oro. En el inter, el campeón de campeones y la victoria sobre el Real Madrid ante un estadio Santiago Bernabeu coreando al más grande ídolo del conjunto merengue de los años ochenta: ¡Hugo, Hugo!

Y un año después, Pumas da a conocer su lista de transferibles para el próximo torneo: Beltrán, Lozano, Galindo, Ailton, Botero, "Parejita" López, Íñiguez y tres jugadores más. Cinco de los diez fueron titulares hace un año. Cinco también (tres de ellos repitieron) lo fueron en la final contra Monterrey. Finalmente Pumas entra de lleno en una etapa de transición. Quizás tardemos algunos años más en volver a ganar un título. Pero no importa, la filosofía del club es la de formar jugadores antes que ganar torneos. Así, le dimos al mundo a Hugo Sánchez y al único técnico que ha dirigido en 5 Mundiales: Bora Milutinovic. Y eso por no mencionar la innumerable cantidad de jugadores que han llegado a selección nacional (o que la han dirigido) y clubes extranjeros.

Tendremos que ser pacientes. Pero los pumas patológicos seguirán siéndolo hasta que la muerte lo impida.

miércoles, junio 08, 2005

Estamos contigo Rafa...

Hace unos días se fue un amigo muy cercano de mis hermanos a vivir a Milán. Ese día me di cuenta de que no sufro las despedidas como la gente normal, me cuesta trabajo sacar las lágrimas. Cuando un amigo se va pienso primero en que es por su bien y que el destino nos volverá a cruzar...

Hoy no hablaré de José Antonio, nuestro pianista que partió a Milán. Quise decir esto solo como preámbulo.

Hace un par de meses, Rafa, un amigo del Tec, de hace ya varios años, partió a Colombia por cuestiones de trabajo. Yo me enteré que se iba hasta que ya estaba allá. Al parecer era un asunto temporal, después de unos meses regresaría a México, no me preocupé demasiado.

Rafa estudió LSCA, igual que yo, graduado en diciembre, y con innumerables y no menos jocosas historias que hemos vivido, como la de aquella madrugada encerrados en el balcón de un departamento en la Colonia del Valle junto con otros amigos cuando los conocí a todos ellos y se volvieron alguien importante en mi vida. Así es, detrás de este tempano de hielo que no llora ante las despedidas, hay alguien que valora a sus amigos como la cosa más preciada que tiene.

Hoy Rafa está en un hospital de Bogotá por un accidente que sufrió en un elevador. Al parecer el asunto es grave. No tengo toda la información que quisiera aún, pero el Mac está preocupado y triste. No tiene más de 48 horas que hablaba con él por messenger haciendo bromas de narcotraficantes. Jaja, disculpen, no puedo dejar de ver estas situaciones con un poco de humor, aunque sea para arrancarme una sonrisa.

Puedo hablar a nombre de todos los amigos de Rafa, que somos muchísimos, que estamos con él a pesar de los kilómetros y la distancia. Ánimo amigo, recupérate pronto.

viernes, junio 03, 2005

Estamos arrrrrrrrrrrancando

El partido de ida de la final entre Tecos y América fue la última vez hasta este día que escuchamos su voz. El mejor narrador de futbol en México. Originario de Guerrero pero tapatío de corazón. Emilio Fernando Alonso convalece en un hospital privado del Distrito Federal por un derrame cerebral que le ocurrió un día después del partido ya mencionado.

Un hombre con un estilo inigualable, voz privilegiada, y un amplio conocimiento, al grado de que en partidos en lugares poco convencionales llevaba datos culturales y estadísticos de ese sitio. Mañana nos perderemos sin duda de datos sobre Guatemala, y su lugar en el palco de TV Azteca será difícil de llenar.

La afición entera al futbol te extraña Emilio. Recupérate pronto.

"Ódiame más"

Ya suficiente me he tenido que soplar con todos los americanistas que ahora sí portan orgullosos sus playeras y banderas amarillas pollo por toda la ciudad. OK, los Pumas estábamos igual hace un año, no haré mayores aspavientos de eso...

De lo que sí me voy a quejar es de la actitud de algunos, tal vez muchos (pero afortunadamente no todos) americanistas en sus festejos, que parecen más preocupados por restregarles al resto de la afición en México (por tanto, al antiamericanismo) su campeonato que realmente por festejarlo. Así he leído y escuchado frases cómo:

- "Ódiame más".- la más recurrente, bueno, al cliente lo que pida...
- "Ch*ng* tu m*dre José Ramón".- pudiendo sustituir a José Ramón por términos como "enano" y otros menos afortunados.
- "Digan lo que quieran, somos campeones" .- mejor digan ustedes, los demás no tenemos nada que decir.
- "Siguen ustedes pumitas".- Jajaja, eso ya lo veremos el 20 y el 27 de julio. Personalmente no creo que les sea tan fácil.

¿Se sintieron identificados por alguna de ellas? Conste que no puse los nombres de los autores (algunos de ellos son anónimos desconocidos)

Está bien la euforia, está bien el festejo, pero señores americanistas, si tanto se quejan de la existencia del antiamericanismo, NO LO FOMENTEN!!! Dejen en paz a José Ramón y a todos los que somos antiamericanistas, no lo necesitan.

A ver, ¿qué tal si Pumas gana el campeón de campeones? Y lo pregunto no solo como puma sino como un aficionado cualquiera. Se van a tener que aguantar... Pero por mi no se preocupen, yo no creo en la ley del talión.


Por cierto, solo como apunte final. Estoy indignado, todo mundo habla del "super piojo" y del "Cuau", ignorando al que realmente fue el más valioso de la final. Ese se llama Aaron Padilla, cuyo único pecado es llevar el nombre de un ídolo histórico de los Pumas. ¡Exijo reconocimiento a Aaron Padilla!