miércoles, febrero 23, 2005

Regreso al pasado, visión del futuro

Para Araceli, por los radicales y los días vacíos.

Hoy fue 23 de febrero. Y digo fue por qué está a punto de acabar. Y que bueno que así sea.

Desde hace 18 años (tal vez un poquitito menos) este día ha sido representativo porque uno de mis mejores amigos le agrega uno a su cifra de años vividos y cumplidos. Salud por Pablo y por la oportunidad de verlo cumplir muchos más.

Sin embargo este 23 de febrero tuvo algo más. Mucho más.

A las 10 de la mañana tendría la "ceremonia de inauguración" de Jaque, que pasó de gaceta a ser revista. Ceremonia breve, sin mucho protocolo y con un tremendo pastel de chocolate con flan (ese pastel tiene un nombre científico, ¿no?). Y la "nueva" revista superó mis expectativas, pero como todo primer número (una versión BETA la llamarían mis colegas computólogos), aún tiene detalles por mejorar.

Viajé al futuro al ver en 36 páginas de papel couché extensamente ilustradas a todo color, con fotografías vivas y buen contenido, una revista que promete mucho, incluyendo un artículo de 4 páginas sobre el entrenador del equipo de voleibol femenil del Tec y firmado por un tal Ricardo Otero. Modestia aparte, pocas veces me sentí tan orgulloso al ver una nota mía publicada, simplemente me encantó cómo quedó, cada párrafo, cada palabra, cada nota. Nunca me habían dado 4 páginas en ninguna de las publicaciones para las que he llegado a escribir (inclúyanse dos artículos en el periódico Reforma hace algunos ayeres).

Para la ocasión el Mac lució sus mejores garras, más de uno se sorprendió de verlo de traje... Pero éste no se debía al magno evento (no hubiera llegado en pants, pero tampoco era para tanto). A las 11 de la mañana tenía una entrevista de trabajo en mi ex-alma-mater. El Mac regresó a las verdes jardineras y los blancos pasillos de la prepa de la U.P. Tantas historias, tantos recuerdos, tantos rostros conocidos. Parecía como que el tiempo no hubiera pasado al ritmo que me ha pasado la vida por encima desde que salí de ahí.

La entrevista bien, pero no cantaré victoria. Me la hizo un profesor que ya estaba cuando yo aún era estudiante ahí, pero que nunca me dio clase. Después fui a visitar a dos queridos mayestros a quienes me da harto gusto ver las pocas veces que tengo la oportunidad. Veo a los mocosos que ocupan las bancas que algún día yo llené y me siento muy viejo... Para concluir mi visita, tomé un ejemplar de Perspectiva, la revista de la prepa, que llegué a dirigir en mi segundo año. Quizás el primer logro del cual me sentí realmente orgulloso.

Y con eso viajé al pasado, a una experiencia que así como tuvo un final doloroso, me hizo aprender cosas que jamás me han enseñado en un salón de clases. Una experiencia que me hizo darme cuenta de lo mejor de mi: mis amigos y su lealtad. Una experiencia que fue el parteaguas de una de mis grandes pasiones, la cual espero que pronto me haga realizarme en el campo profesional, algo que disfruto como pocos y que me ha permitido estar en lugares incluso privilegiados: el periodismo deportivo.

El resto del día fue hasta cierto punto rutinario, salvo por un amigo que llevó una tele pequeña para ver la Champions League. La inacabable estática me dejó percibir un 2-1 favorable al Barcelona. Después, a las 4, clase de Legislación en Informática hasta las 7 de la noche. Inmediatamente saliendo partí como chiflido de la escuela. Se acabó el día... O eso pensaba a esa hora.

Al regresar a la casa de todos ustedes, una pertinaz lluvia arreciaba en mi cerro. El Mac tenía que cumplir sus obligaciones caseras e ir de compras. Había que resurtir el refri. Pues con lluvia y todo, cumplí la misión. Ocho treinta decía el reloj. Los Simpson me dieron un rato de sana risa bañada de ironía. Luego a ver el futbol un rato con un insufrible partido entre México y Colombia...

El final del día me dejó una pequeña, pequeñísima, disputa familiar. Normalmente cuando abro la boca la gente me receta una probadita de mi propio chocolate. Y como mis comentarios no son nada impertinentes... Solo que hoy no creo haber dicho nada impertinente, simplemente pagué el precio de haber dicho mis verdades, y ese fue sentirme más viejo que nunca, con el corazón en una mano y el hígado en la otra, con un conflicto feroz entre mi inteligencia, mi voluntad y mis sentimientos...

Sí, el Mac también llora... Y he llorado más en los últimos 8 meses desde que regresé de Guadalajara que en los 23 años y 3 meses previos. Irónicamente, lo que me dejó más contento y más tranquilo en este último lapso fue lo que en teoría es el temor más grande de un ser humano: la pérdida de un ser querido. Y no lo malinterpreten, simplemente digo que el ver todo el cariño de tanta gente que se desbordó hacia mi abuelo en su funeral en septiembre hace dibujar una sonrisa en medio de las lágrimas.

Pero el morro de la foto de la derecha no es más que un recuerdo. El Mac es ya un hombre. Estoy a un mes y tres días de cumplir 24 y me siento como de lo doble. Al menos así me siento en este preciso momento. Seguro mañana se me pasa, seguro mañana seguiré sonriendo, escribiendo, despotricando contra Andrés López y promoviendo el inminente triunfo del bicampeón sobre Cruz Azul. Pero hoy no. Hoy el Mac reflexiona, hoy el Mac tuvo una regresión a un difícil pero feliz pasado y una visión de un futuro que se debate entre lo que yo quiero y lo que los demás piensan que es lo mejor para mi.

martes, febrero 22, 2005

Crítica a los medios o no hagas cosas buenas que parezcan malas

Hace unos días el delegado de Miguel Hidalgo, Miguel Aboitiz, de extracción panista, portó un moño tricolor en un acto encabezado por Andrés López. Los reporteros de inmediato armaron escándalo al respecto ya que, claro, por menos de eso sacan una nota sensacionalista.

Hoy trascendió en una nota periodística que en ese mismo acto, Aboitiz se despidió de López con la frase "que Dios te bendiga". De inmediato se levantaron suspicacias y los reporteros ya están a punto de enlistar al delegado en las filas del PRD. Pero yo me pregunto, ninguno de ustedes tiene algún conocido que se despida con esa frase.

Ante esto, Aboitiz se defendió diciendo: "Se lo digo a todo el mundo. Cuando acabé de hablar le dije 'Que Dios te bendiga' como lo hago cada vez que hablo yo. El Peje tiene derecho de recibir la bendición de Dios".

Queda en claro con esto que lo que menos le hará falta a un medio de comunicación serán pretextos para publicar cualquier cosa. Todo sea por vender y por tener más rating. En una de esas me hacen parte activa del complo'.

Recomendaciones del MAC sobre la campaña del desafuero

El Movimiento de Agitación Ciudadana (MAC) hace las siguientes sugerencias a la ciudadanía para defender la legalidad y los valores democráticos en torno al asunto del desafuero del Jefe de Gobierno, Andrés López:

1. Colocar mantas y cartulinas con la leyenda "NO mamen, sí AL DESAFUERO" en coches, postes y puentes peatonales. Sabemos que eso es ilegal, pero hasta el gobierno del DF lo hace.

2. Preguntar a las personas que reparten volantes en los cruceros qué es el fuero.

3. Mentarles la madre a los que bloqueen calles pidiendo el no desafuero de López, ya que nosotros los ciudadanos no tenemos que pagar porque el señor haya violado la ley.

4. Votar en la elección interna del candidato del PRD por Cuauhtémoc Cárdenas, el único candidato seguro... que pierde!

5. A la frase "Qué me parta un rayo", agregar al final las palabras "de esperanza".

6. Preguntar a las personas que van en los microbuses si apoyan la construcción del segundo piso del Periférico y si alguna vez se han subido a él.

7. Evitar el volanteo, solo genera basura y mayor tala de árboles

8. Correr la voz de que el desafuero es inminente

9. Exaltar entre amigos y conocidos las similitudes de los gobiernos de Andrés López y el priista que durante 70 años nos gobernó.

10. Protestar en televisión, radio, periódicos y demás medios de comunicación el uso de recursos provenientes de la ciudadanía para la promoción de la campaña presidencial del Sr. López



Mac
Presidente del CEN del MAC
"Quítale el freno a... tu coche!"

sábado, febrero 19, 2005

Ironías en segundo piso o volver al pasado

Hoy tuve un compromiso en las cercanías del Tec. No contento con realizar el recorrido de 20 kms de ida y 20 de vuelta de lunes a viernes, tuve que hacerlo también en sábado. Todo sea por los amigos. Como promedio hago media hora en dicho trayecto desde que se inauguró el segundo piso de Periférico.

Pero hoy hice una hora de ida, es decir, tomando el sentido de norte a sur, por debajo del puentezote. El tráfico detenido. Empecé a especular sobre manifestantes pro-AMLO frente a la CNDH o, peor aún, frente a TV Azteca. Pero lo único vistoso que me encontré fue un camión de los Tiburones Rojos del Veracruz estacionado en un hotel junto a Luis Cabrera.

Pues bien, 6 carriles de embotellamiento. Me parece que debe ser un récord, no creo que esto ocurra en otra ciudad. Y una vez que pasé Boulevard de la Luz, donde mágicamente comenzó a fluir el tráfico, vi puentes peatonales cubiertos de mantas con la leyenda "No al desafuero". El Mac tronaba. La gente defiende a un hombre que ha gastado hasta el momento 2,200,000,000 de pesos (sí, ni un cero más ni un cero menos) en una obra que no funciona.

Irónicamente, el viernes por la noche, mientras regresaba a las casa de ustedes a eso de las 9 de la noche, se observaba la misma escena: el Periférico de norte a sur fluyendo a vuelta de rueda. Ante ese marco y más mantas con la leyenda ya mencionada, mi padre hizo una sabia y verdadera declaración: "el 99% de la gente que está en contra del desafuero ni siquiera sabe de qué se trata".

Durante 70 años el PRI se alimentó de la ignorancia de un pueblo inculto y mal educado (no maleducado). Andrés López hoy utiliza la misma fórmula. La gente no se da cuenta que México es el único país democrático donde aún existe el fuero, y que esta figura en una nación así no es más que un arma para la impunidad.

Al parecer, lo único que trajo la alternancia del año 2000 fue la demostración de que México pide gobernantes que le den atole con el dedo al pueblo. Ese es el México que deseamos. Ese es el México que nunca debe regresar.

martes, febrero 15, 2005

De hipocresías o el chou del complo'

Apenas pasó el 14 de febrero y para hoy 15, el Gobierno del DF nos tiene dos regalitos atrasados:

1. Hoy inicia la construcción del segundo piso del Periférico de sur a norte. A aquellos que formamos parte del 3% de la población beneficiada por esta obra, se nos acabaron las 3 semanas de un Periférico mágicamente fluido.

2. Nuestro Jefe de Gobierno declaró que "utilizará todos los medios para defenderse", incluyendo el amparo.

¿Cuántas veces lo escuchamos diciendo que no se iba a amparar porque no es un cobarde? Es más, hace unos días se aventó la puntada de decir que de ser necesario haría campaña desde la cárcel. Después de que muchos lo quisieron comparar con Juárez, ahora San López Obrador se coloca a los niveles de Nelson Mandela. Claro, es que necesita proyección internacional para ser presidente.

Además de su llamado a la "resistencia pacífica" (Ghandi), diversas celulas (disidentes entre sí) del PRD han hecho propuestas para esta, entre las que destacan apagones, no pagar impuestos y manifestaciones en las calles en caso de que se concrete el desafuero. ¡A eso llamo yo pacifismo! Tomar de rehenes a los ciudadanos que ni la debemos ni la tememos.

El propio Gobierno del DF ha asegurado que en este momento su mayor prioridad es la "defensa del Jefe de Gobierno", y han invitado a la ciudadanía a pegarse una cartulina que diga "no al desafuero" y usar un listón tricolor. Yo propondría también una pulserita negra con amarilla, ahora que están tan de moda.

Al parecer en México seguimos queriendo presidentes hípócritas y cínicos. Dicen que cada pueblo tiene el gobernante que se merece. Ojalá demostremos que merecemos algo más que a ese sujeto.

domingo, febrero 13, 2005

Crítica a Valentín o "regale afecto"

Quienes me conocen saben que no me gusta el 14 de febrero. Basta solo con leer algunos de mis artículos en este blog ("El arbolito de Navidad del Tec", "Crítica Navideña", entre otros) para demostrarlo. Nos enfrentamos a otra fecha donde, de acuerdo con la abundante sabiduría de XdU, "es socialmente inaceptable estar triste".

No me entristece el 14 de febrero, pero tampoco me hace sentir distinto. Sería un día más en el calendario de no ser por todos aquellos que inundan mi escuela de globos, flores, peluches, chocolates, cartitas y arrumacos.

Sin querer mostrar ánimos de grinch, solo tengo una cosa en contra de la celebración: el inacabable aumento de precios de todos estos productos, que van de lo festivo a lo cursi, porque mucha gente cree que es una obligación regalar cosas el 14 de febrero.

No puedo negarlo, yo también he caído, confieso que me he dejado llevar ya alguna vez por la psicosis colectiva de la fecha. No me arrepiento, pero no lo volveré a hacer. Me quedo con el slogan de PROFECO para estas fechas: "regale afecto, no lo compre".

jueves, febrero 03, 2005

Haciendo encuestas o "espejito espejito"

Recientemente me ha llegado la sugerencia por parte de varias féminas de que me quite la barba. Haciendo cálculos, llevo ya más de tres años sin quitarme el candado (sí la lavo eh, no tiene restos de comida) y ya es hasta parte de mi personalidad. Creo.

Estoy abierto a sus comentarios, solo den click en "N comments" (donde "N" es el número de comentarios hechos hasta el momento). Si me convencen de quitármela, verán a un nuevo Mac.