domingo, enero 30, 2005

"Hay que economizar" o populismo de 2 mil millones de pesos

Leyendo la nota del día sobre nuestro amado (pe)Jefe de Gobierno, encuentro una declaración suya que me hizo esbozar una carcajada:

"Creo que podría, nada más con reducir los viajes al extranjero, es que están viajando mucho y nada más se ven los viajes del Presidente, pero viajan todos los secretarios (de Estado), se llevan hasta el perico. Acaba de estar ahora el Secretario de Turismo en España, no sé, se la viven en viajes."

Me preocuparía realmente que el Secretario de Turismo se quedara en su escritorio y no viajara al extranjero para promover nuestros sitios turísticos. Me preocuparía también que el Presidente, el Secretario de Economía y el Canciller no viajaran para promover el ingreso de inversión extranjera en México.

Andrés Manuel López Obrador hizo estas declaraciones para pedir que en el gobiermo federal economice para invertir en ciencia y tecnología. OK, de acuerdo con la petición, ¿pero por qué no predicar con el ejemplo? ¿Por qué gastar dos mil doscientos millones de pesos en un puentezote que solo beneficia al 3% de la población del DF? ¿Por qué irse de gira cada sábado por todo el país para promover un proyecto alternativo que no pretende encabezar (no que hay que darlo por muerto para el 2006)?

Prioridades señores... Ya basta de frases, obras y viajes populistas.

Fuente: http://www.reforma.com/ciudad/articulo/490491/

lunes, enero 24, 2005

Pulseritas amarillas o vive con fuerza

Hoy caminaba afuera del Tec y vi a unos individuos vendiendo las pulseras amarillas con la leyenda "livestrong" a 100 pesos. No puedo negar que desde hace tiempo quería la mía, pero los rumores de sus altos precios me habían cohibido. Me pareció una buena oportunidad, más accesible, y no me quedé con las ganas.

¿De dónde salió esta idea de las pulseras? Lance Armstrong, 6 veces campeón de la Tour de Francia, tiene una fundación que ayuda a enfermos de cáncer, un mal que él padeció y sobrevivió para hacer suya la competencia ciclista más importante a nivel mundial. La fundación se llama precisamente
Livestrong y las pulseras buscan recaudar fondos para esta causa.

En Estados Unidos, la pulsera cuesta un dólar, del cual se destinan 80 centavos para la causa y 20 para los gastos de producción, operación, distribución, entre otros. Ustedes dirán que me vieron la cara al pagar 100 pesos por una, pero realmente debo considerarme afortunado, ya que en dos conocidos centros comerciales se encuentran a $350 y $400.

Sí, lo leyeron bien. No me sobró un cero. De un tiempo para acá en distintos medios se ha visto que algunas "celebridades" y deportistas la utilizan y se han vuelto un objeto cotizado y de status.
Y francamente dudo que se envíen $348 a la fundación "Livestrong" por cada pulsera vendida. Es más, hay gente que la tiene sin siquiera saber por qué, solo porque Adal Ramones la tiene.

Para algunos pocos, esta pulsera también representa la forma de vivir de un hombre al que admiramos. Lance Armstrong es un ejemplo a seguir, ojalá la gente sepa su historia antes de portar su pulsera.

martes, enero 18, 2005

Segundos pisos o psicología del mexicano

Hace unos días, Andrés Manuel aseguró que inauguraría el segundo piso del Periférico el domingo 23 de enero. Vaya que me hizo reir. Para aquellos que vivimos en las inmediaciones de la zona de desastre, esta promesa no fue más que una ridícula broma, pero al parecer el pejelagarto va en serio.

Justamente la semana pasada decidí probar Periférico para ir a mi escuela. Eran las 11 de la mañana, tal vez cuando menos tráfico hay en la ciudad. Y resulto ser muy buena opción a pesar de las obras. Sin embargo, eso cambió con el anuncio de nuestro Jefe de Gobierno. Ahora se trabajan las 24 horas del día y es impasable por ahí.

Pero oh sorpresa, luego anunciaron que aunque la inaguración sería este domingo, las obras terminarían hasta abril. Pues claro, hay que reconstruir la lateral, arreglar el asfalto y recoger todo el muladar que tienen ahí.

Ayer que lo vi arremetiendo por su paranoico complot en El Encino, lo único que espero es que proceda el desafuero en su contra. Coincido con Martita Sahagún, Andrés Manuel no pasará. Por nuestro propio bien, así sea.

viernes, enero 14, 2005

El niño que se enamoró del futbol o hasta que la muerte los separe

Hace algunas semanas les conté de un niño a la tierna edad de siete años que veía a Chabelo y que a las 8 de la mañana los domingos cambiaba de canal para ver los partidos del Nápoles de Diego Armando Maradona. Ese niño, gracias a Maradona, a Hugo Sánchez (el Real Madrid jugaba a las 10), a los Pumas y a la influencia de su padre, se casó con el futbol, hasta que la muerte los separe.

Ese niño ya tiene 23 años y está cerca de los 24. En efecto, se trata de su servidor. Sigo yendo a los estadios como cuando era niño, pero con una dósis mayor de cánticos a mi equipo y leperadas al rival. Muchos de ustedes que piensan que soy una persona centrada, equilibrada y seria, podrían llevarse una cruel decepción si me observan en ese entorno.

Hoy, le di una ojeada al diario Récord atraido por su portada de tipo videojuego y su reportaje sobre los 18 equipos de la liga mexicana a un día de iniciar el torneo. Pero vaya sorpresa al ver la contra portada. Encontré una foto de dos sujetos custodiando a un hombre con un sobrepeso increíble, apenas reconocible. Era Diego, el Diego.

Me encontraba con el coach al ver esta escena impresa. No podíamos creerlo. Uno de mis ídolos de la infancia dando una imagen que se calificó de grotesca. Maradona mide 1.68, y de acuerdo con nuestras estimaciones, debe estar alrededor de los 120 kilos. Y creo que fuimos optimistas. Diego se ve gordo, hinchado, con la cabeza ya pegada a los hombros, los ojos pequeños y, por lo visto en la escena, con dificultades para caminar.

Teóricamente, Diego ha pasado los últimos meses en Cuba en un proceso de rehabilitación. Ya todos conocemos su lío de drogas. A pesar de mi ignorancia en cuestiones médicas, no parece haber avance en él, sino todo lo contrario. Y es que aunque la isla cuenta con doctores de un gran nivel, también tiene prostitutas por todos lados y una gran variedad de placeres para los amigos de Fidel. Y claro, Diego Armando Maradona es uno de ellos.

Me queda claro que Maradona no está en Cuba en rehabilitación, sino de vacaciones y dando rienda suelta a la vida desenfrenada que ha llevado desde que toco la cúspide del futbol mundial a finales de los 80. Me queda claro también que lo único que queda de Maradona es el recuerdo.

Pero vaya recuerdo, el del jugador más grande que haya visto jugar (no vi a Pelé en vivo). He discutido muchas veces que una figura del deporte debe ser también un ejemplo para la sociedad. Por ahí es por donde le han dado más a gente como Cuauhtémoc Blanco. Pero a Maradona nadie lo toca, todo se le perdona. ¿Es la mano de Dios? Tal vez deberíamos dejar de perdonárselo todo, deberíamos criticarlo más, volverlo al suelo de los mortales, empezando por los mismos argentinos que lo elevan a calidad de un dios.

Ojalá la muerte no nos separé a ese ídolo, gracias a quién muchos hoy amamos al futbol.

miércoles, enero 12, 2005

El regreso a los territorios perdidos o pasando a mejor vida

Este lunes inició un nuevo semestre en el Tec. Contrario a lo que sucede cada seis meses, la escuela, la sentí semivacía, sin los tumultos de hormiguero normales, había menos gente. Al menos yo así lo sentí.

Pero eso no fue grave, todo lo contrario, no tenía que pasar atropellando gente en los pasillos, mi mochila y yo pasábamos tranquilos por cualquier resquicio. Lo que más me impactó fue buscar a la gente a la que normalmente veía y que en su matoría ya no están ahí. ¿Por qué? Porque se adelantaron en el camino, pasaron a mejor vida, es decir, ya se graduaron.

Hubo una época en la que el Mac pasaba por los pasillos y saludaba a cuanto se le encontraba a su paso, ya fueran amigos, profesores, compañeros de clase, conocidos o simplemente gente a la que alguna vez conocí y que ya de sus nombres ni me acordaba. Era mi hábitat natural, cruzar el campus para sentarme en las mesas de entre Aulas 3 y la cafetería con nuestra "oficina"; ir de pisa y corre a la biblioteca a sacar un libro (me da claustrofobia ahí, lo juro); caminar a la cafetería y salir de ella con un capuccino frío; pasar junto al aromático cenote...

El cenote, la biblioteca y los plantos físicos permanecen, pero no la misma gente, salvo algunas excepciones que me hacen sonreir más de lo acostumbrado. No lo niego, me invade la nostalgia. Hoy el Mac ya no se siente dueño de esos territorios. Las caras son distintas, nuevas, así como las expectactivas. Las clases de noche ya son costumbre y así será hasta el final de la carrera. Creo que lo único que queda es esperar a pasar también a mejor vida.

miércoles, enero 05, 2005

Deportes de lujo o salvemos al futbol americano

Por segundo año consecutivo, enero nos trae consigo la desaparición de otro programa de futbol americano universitario. En lo que algunos llaman la "crónica de una muerte anunciada", parafraseando a Gabriel García Márquez, los Aztecas de la UDLA se convierten en solamente historia.

Los Aztecas fueron los últimos tricampeones de la Conferencia de los Diez Grandes de ONEFA, la mejor liga de este deporte en México. Por sus filas pasaron jugadores que ya han probado suerte en la NFL Europa como Marco Martos y Carlos Rosado, por no mencionar otros más que hicieron historia como Oliver Feria y Edgar Zapata. Entre 1995 y 1997, en México no se vio un equipo mejor que el conjunto de verde, cuyos triunfos le dieron a su estadio el nombre de "Templo del Dolor".

La historia de los Aztecas es la de un equipo exitoso, ganador, que dio fin junto con el Tec Monterrey al dominio histórico de más de medio siglo de los equipos de la UNAM y del Politécnico. Y junto con el equipo, creció la imagen de esta institución, enclavada en Cholula, Puebla, con mayoría de estudiantes foráneos y unas instalaciones envidiables. "Invertir en deporte es invertir en imagen", me dijo Toño Rosique una vez. Pues eso es justo lo que hizo la UDLA la década pasada con muy buenos resultados.

El futbol americano en México no debe ser visto sólo como el deporte. Es una opción para que un estudiante, aprovechando sus habilidades, tengan acceso a una educación de primer nivel en una buena institución. Las universidades privadas han aprovechado el prestigio que tienen hoy en día para ofrecer becas a los mejores jugadores de la nación y llevarlos a sus filas.

Cerca de 70 estudiantes verán truncada la posibilidad de hacer lo que más les gusta. He tenido la oportunidad de vivir a nivel de cancha lo que se vive en un partido de ONEFA y puedo asegurarles que la pasión y la entrega de un jugador de futbol americano es algo que no se encuentra en ningún otro lado. Hace un año fueron los Tec's Chihuahua y Laguna. De acuerdo con esas experiencias, sabemos que algunos jugadores de la UDLA tendrán cabida en otros equipos, pero no todos correran con esa suerte.

Los Aztecas terminaron la campaña 2004 con seis triunfos y tres derrotas, llegando a semifinales. Mismos números que en el 2003. En diez años, los Aztecas tuvieron tres campeonatos y solo en dos años no llegaron a playoffs. La rectora de la UDLA aduce que el futbol americano es un "lujo" que no puede solventar la universidad (que dicho sea de paso, es de las más caras de México).

Me pregunto si la rectora practicó algún deporte y sabe de la importancia que tiene en la formación de una persona. Me pregunto desde cuándo prácticar un deporte tiene que ser un lujo. Por ahí surgen las voces de exjugadores que quieren hacer revivir al equipo por medio de un patronato. Mientras tanto, ha desaparecido un equipo exitoso, ya que el deporte ha pasado de ser una alternativa a ser un lujo.