jueves, diciembre 08, 2005

Imagina: John Lennon

*Este artículo lo escribí para una revista, y por causas de fuerza mayor no podrá ser publicado. Por razones que ustedes, asiduos lectores del rincón no poético del Mac, sabrán perfectamente, puse un especial empeño en esto, y no, no podía dejar que se muriera en el olvido. Hoy, a 25 años de la muerte de John Lennon, sirva este pequeño texto a manera de homenaje al hombre que con su música, y al lado de 3 locos como él, quisieron cambiar al mundo. A lo mejor lo lograron, es difícil saberlo, pero lo que sí es un hecho es que movieron más de un alma y una conciencia, como la de su servidor.*

John Winston Lennon nació en Liverpool, Inglaterra, el 9 de octubre de 1940, en los días en que dicha ciudad era bombardeada constantemente por el ejército nazi. Hijo de Julia Stanley y Alfred Lennon, John es para muchos fanáticos, el miembro más emblemático del grupo musical de mayor importancia del siglo XX.

A pesar de que las composiciones realizadas para los Beatles fueron firmadas de manera compartida como Lennon/McCartney, los estilos de ambos artistas son diferentes. Tere Chacón, creadora del sitio web Los4.com, dedicado al cuartero de Liverpool, opina al respecto: “John era indudablemente más rockero (que Paul) en sus composiciones y más directo en sus letras. Él no tuvo formación musical oficial”.

En contraste, Manuel Guerrero, conductor de la emisión matutina del Club de los Beatles, en Universal Stereo, asegura que “tendemos a estereotiparlos así (John como el rockero y Paul como el ‘suavecito’) pero realmente eran un complemento, la canción era de uno, pero el otro la complementaba”.

Lennon fue un personaje que despertó polémica por sus declaraciones. El 4 de noviembre de 1963, cuando los Beatles tocaron ante la Reina Madre en un concierto de gala, pidió a los asistentes de los asientos baratos que aplaudieran; mientras a todos los demás, que sacudieran sus joyas. Pero las palabras que hicieron más ruido fueron aquellas del 4 de marzo de 1966, cuando aseguró que eran más populares que Jesucristo.

Después de tener un matrimonio fallido con Cynthia Eastman, con quién procreó a su primogénito, Julian, encontró en la pintora japonesa Yoko Ono al amor de su vida. Su tórrido romance se formalizó en Gibraltar el 20 de marzo de 1969.

Sus composiciones como solista se caracterizaron por su inherente sensibilidad, toda vez que sus canciones más famosas de dicha etapa hablaban de amor, de paz y de las personas que tocaron su vida. Woman (1980) describe de manera elocuente lo que un hombre ve en la mujer que ama. Give peace a chance (1969), Imagine (1971) y Happy X-mas (1972) fueron llamados para dejar las armas en el sudeste asiático. Otros ejemplos: Beautiful Boy (1980), dedicada a su hijo Sean, y como Mother (1971), a su fallecida madre.

No todo en la relación de Lennon y Ono fue color de rosa. En 1973, John se fue a Los Ángeles con su asistente de origen chino, May Pang, y permaneció separado de su esposa por 18 meses. La propia Pang relata en su libro Loving John que Yoko sugirió que fuera la amante de su esposo en una época de problemas maritales entre ambos.

Una vez que nació Sean, el 9 de octubre de 1975, John se dedicó al cien por ciento a trabajar en el hogar, dejando por casi cinco años la vida pública y los estudios. Mientras tanto, Yoko se dedicaba a atender los negocios de la familia, en un cambio de roles poco común para la época.

Lennon regresó a grabar en 1980. Justamente después de una sesión de estudio, el 8 de diciembre de ese mismo año, un fanático de nombre Mark David Chapman le disparó cinco veces a las afueras del edificio Dakota House, donde se encontraba su departamento. Cuando el asesino fue condenado a cadena perpetua, trató de justificar su crimen bajo el argumento de que quería estar presente de alguna manera en la historia de su ídolo.

Días después de su muerte, el 22 de enero de 1981, la portada de la revista Rolling Stone mostró a John desnudo abrazando a Yoko completamente vestida. Esa imagen fue catalogada por la Asociación Estadounidense de Editores de Revistas (ASME, por sus siglas en inglés) como la mejor cubierta de los últimos 40 años. John Lennon desafió los convencionalismos de su época y le dio el lugar a la mujer que debería de tener siempre: no detrás del hombre, sino a su lado.

A pesar de la distancia, su música permanece vigente, al grado que una nueva generación de fanáticos tanto de los Beatles como del propio John ha nacido después de su muerte. Veinticinco años después de iniciar su viaje a través del universo, John Winston Lennon nos sigue enseñando que todo lo que se necesita es amor.

No hay comentarios.: