viernes, diciembre 23, 2005

De Navidades, Años Nuevos y otros demonios

Empiezan a llegar a mis múltiples cuentas de correo electrónico mensajes de texto, tarjetas y demás artilugios visuales-auditivos cómico-mágico-musicales para desearme a mi y a mis seres queridos (sientánse incluidos pues, constantes lectores del rincón no poético del Mac) una feliz Navidad y un próspero Año Nuevo.

Cada año me vuelvo más malo dando mensajes de felicitación por las fiestas. Cada diciembre me hago un crítico más feroz a la comercialización de la época. Cada vez que llegamos a estas fechas empiezo a sentir una especie de vacío emocional que me hace llegar a las cenas familiares más por inercia que por gusto. El caso es que me doy cuenta de que no me gusta reciclar mi discurso, no me gusta dar el mismo mensaje cada año y menos me gusta fingir alegría si no la siento.

No se alarmen, no voy a tirarles la fiesta ni a decirles que la Navidad apesta. En realidad no lo siento así. Mi ya mencionado profesor de Psicología Organizacional dijo que las celebraciones sirven para hacer una pausa en el camino y motivarse por los logros obtenidos en un lapso de tiempo. Este mensaje, al que le he quitado toda la paja de administración de empresas que contenía originalmente, me hace pensar que la gente celebra en diciembre todo lo que hizo durante el año. ¿Será? A lo mejor por eso también existe tanta gente deprimida. Me parece un poco lógico al final del día.

Los últimos años me he comido las doce uvas de Año Nuevo con la mente en blanco, desobedeciendo el mandato popular de los deseos. Pues bien, para esta edición los he pensado por adelantado, y quiero compartírselos:

1. Deseo que cada quién viva estas fechas como le plazca en gana vivirlas.

2. Deseo que quiénes quieran reflexionar sobre lo hecho/no-hecho en este 2005, lo haga de manera crítica.

3. Deseo que no obliguen a nadie a vivir las fiestas como marca el cliché, que todo mundo le dé como obsequio al prójimo la libertad de reir y llorar a placer.

4. Deseo que todos aquellos que quieran llorar tengan un hombro en quién derramar sus lágrimas.

5. Deseo que aquellos que no lo tengan, lo encuentren pronto.

6. Deseo que esa persona que me ha dado el suyo estos últimos meses, siga a mi lado.

7. Deseo que aquellos que han iniciado una nueva vida en familia (ehem, aún aquellos que no me invitaron a sus bodas...) sean fuertes y sigan construyendo su amor en pareja para preservarla.

8. Deseo que aquellos que han decidido separarse, tengan el valor para afrontar su decisión, la humildad para reconocer los errores y la perseverancia para ser mejores personas.

9. Deseo que todos trabajen para que se cumplan sus anhelos.

10. Deseo que deseen, deseo que sean ambiciosos, deseo que crezcan.

11. Deseo tener la inteligencia para ser un mejor hijo, hermano, pareja, estudiante, trabajador y amigo, sabiendo administrar mi tiempo para poder cumplir bien con todas esas facetas.

12. Deseo boletos para ver a los Rolling Stones!!!

Este será mi último post hasta enero. Me voy de retiro espiritual a cierto destino turístico del pacífico mexicano (¿cómo se le dice a una playa que no es virgen, sino todo lo contrario?) durante la semana entre Navidad y Año Nuevo. Sirva este post también como repositorio de sus comentarios, dudas, quejas, mentadas de madre y propuestas pasionales para 2006.

1 comentario:

Jarmo Lindmark dijo...

Como probablemente nadie vaya a publicar una mentada, pues aprovecho de una vez para decirles a todos lo siguiente:

Coman KK!!!

Dicho esto.... FELICES FIESTAS A TODOS!!