lunes, noviembre 14, 2005

Cachorro del Imperio

Que Hugo Chávez no crea en la globalización y el libre comercio es comprensible.

Que Vicente Fox sí crea en eso, también lo es.

Que Hugo Chávez vomité a George Bush es comprensible.

Que Vicente Fox aparezca de vez en cuando con Bush, también lo es.

Que Hugo Chávez tenga su programa los fines de semana es comprensible.

Fox, de hecho, también lo tiene.

Que Chávez llame "cachorro del imperio" a Fox, ya no me parece muy comprensible.

Que la cancillería de México pida una explicación a sus homólogos venezolanos, sí me lo parece.

Que Chávez vuelva a arremeter contra Fox de manera personal, poniendo en peligro la relación diplomática y comercial entre los dos países, sobrepasa lo ridículo y llega a lo absurdo.

Que la cancillería mexicana exija una disculpa a la venezolana, es perfectamente comprensible.

Que la cancillería venezolana diga que no están dispuestos a ofrecerla, es lamentablemente comprensible.

Que el gobierno mexicano pida la salida del Embajador de Venezuela y el regreso del nuestro a México, no es cuestión de ser comprensible o no, sino que es desgraciadamente necesario.

Pero lo que va más allá de todo lo absurdo, lo ridículo, lo incomprensible, y no cabe en mi cabeza que pueda ocurrir, y sin embargo, sí ocurrió, es que haya habido gente mexicana, con banderas del PRD despidiendo al embajador de Venezuela con pancartas de apoyo a él y a Chávez. Eso simplemente me da repulsión y asco.

No hay comentarios.: