domingo, octubre 09, 2005

Maestro, con mayúscula

Era el 8 de diciembre de 1980. Cuenta la leyenda urbana que en la casa de Ecatepec el señor Presidente, Gaspar (el mejor amigo de la Primera Dama) y otros beatlemanos se juntaron a escuchar discos del cuarteto y de John Lennon con gran ambiente de consternación. El Maestro fue asesinado en Nueva York.

Yo nací el 27 de marzo de 1981: ciento nueve días después.

Mi padre es lo que podría llamar un "beatlemano tardío". Comenzó a interesarse por los Beatles ya una vez que éstos se separaron (él tenía 13 años cuando Paul anunció su salida del grupo), y revivió sus canciones al lado de su grupo ("Esclavitud" y posteriormente "La Raza") durante los setentas.

Yo soy un beatlemano de nueva generación: esa es una de las influencias paternas que más aprecio.

John Winston Lennon nació el 9 de octubre de 1940. Hace exactamente 65 años. Podría hacer una semblanza biográfica, pero no serviría de mucho para efectos de lo que quiero transmitir. Creo que lo mejor que puedo hacer es darles una lista de canciones escritas por él que me han marcado, y que cada vez que escucho canto a todo pulmón:
  • Imagine
  • Woman
  • Beautiful Boy
  • Jealous Guy
  • Give peace a chance
  • Real Love
  • Free as a bird
  • Mind Games
  • (Just Like) Starting Over
  • Stand by me
  • Merry X-mas (war is over)
Y aunque todas sus composiciones para los Beatles vienen firmadas como Lennon/McCartney, es fácil determinar cuáles fueron compuestas por John:
  • All you need is love
  • Across the Universe
  • Julia
  • In my life
  • Come Together
  • Revolution
  • A day in the life
  • You've got to hide your love away
  • Help!
  • I am the walrus
  • Strawberry Fields Forever
  • I want to hold your hand
(Siento que la lista está incompleta...) Más que canciones, para mi estos son himnos. Sí, himnos. Y aunque algunos son odas a la nada (específicamente "I am the walrus"), ese es el legado de John Lennon para el Mac y para los millones de fans alrededor del mundo.

Ese es el legado del Maestro... Sí, con mayúscula.

No hay comentarios.: