jueves, septiembre 08, 2005

Arcoiris de asfalto

Si no mal recuerdo era un jueves. A eso de las 9:15 de la mañana, desvelado, muy cansado y con el trago amargo de un miércoles de la cachetada, iba manejando sobre un Periférico encharcado con rumbo al Tec.

Antes de llegar a San Jerónimo, el auto que iba delante de mi (del cuál solo recuerdo que era blanco) pasó sus llantas izquierdas sobre un charco, y al levantar el agua pude ver cómo las gotas se tornaron de todos los colores del arcoiris.

Arcoiris de asfalto. Deseé como nunca haber podido tomar una foto (aunque fuera con el celular) de eso. En mi cansancio matinal y con mis prominentes ojeras, aquella imagen llegó como un mensaje por demás inspirador. De una manera u otra, ese jueves fue mucho mejor.

Eso pasó hace unas 3 semanas. Curiosamente hoy me empecé a acordar de eso, sin saber por qué en un principio. Después supe la razón. Quería sentirme bien, solamente eso, porque el 7 de septiembre de 2004 falleció mi abuelo, y por mi cabeza vinieron muchos recuerdos y muchas reflexiones, no solo del evento, sino de las semanas previas y de las decisiones que tomé para poder estar aquí ese día.

Sí, estoy bien. Nostálgico a lo mejor, pero bien. Y también, como aquel jueves, mi 7 de septiembre fue un buen día.

No hay comentarios.: