sábado, marzo 26, 2005

Recuento de los daños o un año de futbol

Estoy a unas 4 horas y cacho de cumplir 24 años. Bueno, en realidad son casi 13 horas, tomando en cuenta que según mi madre nací a las 8:45 de la mañana. Aunque en realidad tampoco me consta a mi que nací un 27 de marzo, pero qué demonios, otorguemos al mundo, al calendario y a mi madre el beneficio de la duda.

Normalmente en estas fechas uno se pone retecontento, con ganas de armar fiesta y salir a cualquier lado con un ánimo semidestructivo solapado en la felicidad de restregarle al mundo que vivimos un año más. Si han sido fieles seguidores de este blog desde su creación (finales de octubre aprox.) se habrán percatado que las fechas "felices" son para mi un pretexto para despotricar contra el mundo por dejarse arrastrar por la comercialización que nos invade.

En ocasiones, en mi cumpleaños mando mi espíritu de grinch al demonio. Lamentablemente este 2005 no es el caso. Creo. Si recuerdan, hace algunos días puse un post titulado "Se aceptan sugerencias..." El único comentario que recibí fue el de una agradable desconocida (no es algo despectivo, simplemente no conozco a la agraciada dama) y nadie más puso nada más. Snif, snif.


"Ay Mac, pero no seas tan amargado, hay gente que sí te quiere". Ya lo sé pues. No me malinterpreten, simplemente no fue un año fácil en ningún aspecto. Dicen que estas situaciones forman el carácter. ¿Será? En ese caso, debo resaltar que he agarrado el carácter de mandar al demonio a mucha gente a la que jamás pensé que lo haría. Yuhu!

No sé qué tan bien parado me deja el balance de estos últimos doce meses. Hay muchas metas que no cumplí, pero por otro lado adquirí habilidades y empecé a formar lo que quiero como camino profesional. Espero que sea solo cuestión de tiempo para consolidar ese proyecto.

Hoy no voy a despotricar contra los cumpleaños. Ni contra el mío tampoco. De hecho, la diosa fortuna hizo que el 27 de marzo jugarán México y Estados Unidos en el Estadio Azteca. Bendito Dios. Y es que si hubo algo que me dio alegrías plenas este año fue el deporte de las patadas. Recuerdo que cuando cumplí 23 tuve un partido con mi equipo de futbol rápido. Ese día anoté uno de los mejores goles que he hecho con los "Hooligans" (hoy... por fin, ¿cómo se llama el equipo?). Y espero que también termine bien con un triunfo de nuestra selección. Mañana desde mi platea en el Azteca celebraré mis 24 primaveras.

Gracias a las nuevas caras, por darle ese toque de misterio y curiosidad a mi vida. Gracias a las viejas caras por hacerme menos difícil este tortuoso camino. Gracias a Guadalajara, por hacer dame cuenta que puedo vivir solo. Gracias Pumas por un año inolvidable y por hacerme recordar mis épocas de niño cuando lloré con mi primer gol y mi primer campeonato.

Y gracias a ti, amable lector lectora que con tus visitas y comentarios me das armas para seguir nutriendo mi rincón no poético.

iTunes dice: Birthday - Looney Tunes (cover de los Beatles)

No hay comentarios.: