sábado, febrero 19, 2005

Ironías en segundo piso o volver al pasado

Hoy tuve un compromiso en las cercanías del Tec. No contento con realizar el recorrido de 20 kms de ida y 20 de vuelta de lunes a viernes, tuve que hacerlo también en sábado. Todo sea por los amigos. Como promedio hago media hora en dicho trayecto desde que se inauguró el segundo piso de Periférico.

Pero hoy hice una hora de ida, es decir, tomando el sentido de norte a sur, por debajo del puentezote. El tráfico detenido. Empecé a especular sobre manifestantes pro-AMLO frente a la CNDH o, peor aún, frente a TV Azteca. Pero lo único vistoso que me encontré fue un camión de los Tiburones Rojos del Veracruz estacionado en un hotel junto a Luis Cabrera.

Pues bien, 6 carriles de embotellamiento. Me parece que debe ser un récord, no creo que esto ocurra en otra ciudad. Y una vez que pasé Boulevard de la Luz, donde mágicamente comenzó a fluir el tráfico, vi puentes peatonales cubiertos de mantas con la leyenda "No al desafuero". El Mac tronaba. La gente defiende a un hombre que ha gastado hasta el momento 2,200,000,000 de pesos (sí, ni un cero más ni un cero menos) en una obra que no funciona.

Irónicamente, el viernes por la noche, mientras regresaba a las casa de ustedes a eso de las 9 de la noche, se observaba la misma escena: el Periférico de norte a sur fluyendo a vuelta de rueda. Ante ese marco y más mantas con la leyenda ya mencionada, mi padre hizo una sabia y verdadera declaración: "el 99% de la gente que está en contra del desafuero ni siquiera sabe de qué se trata".

Durante 70 años el PRI se alimentó de la ignorancia de un pueblo inculto y mal educado (no maleducado). Andrés López hoy utiliza la misma fórmula. La gente no se da cuenta que México es el único país democrático donde aún existe el fuero, y que esta figura en una nación así no es más que un arma para la impunidad.

Al parecer, lo único que trajo la alternancia del año 2000 fue la demostración de que México pide gobernantes que le den atole con el dedo al pueblo. Ese es el México que deseamos. Ese es el México que nunca debe regresar.

1 comentario:

El Mac dijo...

... y ese es el verdadero méxico profundo, y el pendejo ese ya esta bien metido. insisto en mi campaña en favor de la sensatez: "NO mamen, si AL DESAFUERO"