martes, febrero 15, 2005

De hipocresías o el chou del complo'

Apenas pasó el 14 de febrero y para hoy 15, el Gobierno del DF nos tiene dos regalitos atrasados:

1. Hoy inicia la construcción del segundo piso del Periférico de sur a norte. A aquellos que formamos parte del 3% de la población beneficiada por esta obra, se nos acabaron las 3 semanas de un Periférico mágicamente fluido.

2. Nuestro Jefe de Gobierno declaró que "utilizará todos los medios para defenderse", incluyendo el amparo.

¿Cuántas veces lo escuchamos diciendo que no se iba a amparar porque no es un cobarde? Es más, hace unos días se aventó la puntada de decir que de ser necesario haría campaña desde la cárcel. Después de que muchos lo quisieron comparar con Juárez, ahora San López Obrador se coloca a los niveles de Nelson Mandela. Claro, es que necesita proyección internacional para ser presidente.

Además de su llamado a la "resistencia pacífica" (Ghandi), diversas celulas (disidentes entre sí) del PRD han hecho propuestas para esta, entre las que destacan apagones, no pagar impuestos y manifestaciones en las calles en caso de que se concrete el desafuero. ¡A eso llamo yo pacifismo! Tomar de rehenes a los ciudadanos que ni la debemos ni la tememos.

El propio Gobierno del DF ha asegurado que en este momento su mayor prioridad es la "defensa del Jefe de Gobierno", y han invitado a la ciudadanía a pegarse una cartulina que diga "no al desafuero" y usar un listón tricolor. Yo propondría también una pulserita negra con amarilla, ahora que están tan de moda.

Al parecer en México seguimos queriendo presidentes hípócritas y cínicos. Dicen que cada pueblo tiene el gobernante que se merece. Ojalá demostremos que merecemos algo más que a ese sujeto.

1 comentario:

The Prin dijo...

Qué terrible, Mac, qué terrible... Nos enfrentamos a un enorme molino, Sancho. No hay nada qué hacer. Yo escribo, y hablo, y opino, y todo el mundo parece opinar como yo pero luego la encuesta dice que todo el mundo opina diferente. Qué impotencia, Dios mío, que pesadumbre... Qué pantalones de este tipo de decirse y desdecirse y que a nadie parezca molestarle. Me amparo - no me amparo, inauguro - clausuro, no es mi culpa, no es mi culpa, yo sólo soy una víctima... Qué absurdo, qué idiotas... No puedo ni siquiera frasear mi desencanto hacia la vida, hacia la inteligencia humana. "Voy a hacer campaña desde la cárcel" Qué asco.