lunes, diciembre 06, 2004

El fenómeno auriazul o Pumas Patológicos II

Al pueblo pan y circo
Julio César
Por todos es conocido que alrededor de la pelotita se mueven millones, tanto de personas como de dólares. Mucha gente ha querido estudiar el fenómeno del futbol desde distintos ángulos, ya sea en su forma de juego o como el fenómeno social que implica.
No puedo ocultar que a pesar de ser uno de esos que ha leído tal vez más de la cuenta sobre el ángulo social del futbol, soy de aquellos que alimentan este negocio. Asisto casi religiosamente al estadio olímpico a ver a los Pumas, de quien soy fan desde la más tierna infancia, compró sus productos y doy rating a la maldita empresa de Chapultepec.
Hace algunos meses, algunos de ustedes se habrán deleitado con la crónica de todo lo que tuve que pasar para asistir a la final contra Chivas. El viaje desde Guadalajara (donde me encontraba por esos días), la compra turbia de los boletos, la llegada, la angustia y el climax del título compartido con 70 mil gargantas en el estadio y millones más fuera de él. Quién diga que la afición no juega se equivoca rotundamente.
Lo que llamó más la atención de todos los críticos sociales del futbol fue lo que vino después. Ríos de gente lanzándose a la calle vestidos de puma, Insurgentes desbordado por la afición universitaria lanzando goyas en cada semáforo, el grito contenido de 13 años de sequía, el Ángel de la Independencia asaltado por el júbilo de un campeonato de futbol. Incluso, muchos pumas de closet e hinchas de otros equipos fueron contagiados. La llamada pumamanía es aún inexplicable para mucha gente.
No lo niego, ýo fui parte de todo eso.
Sé que muchos no comparten mi pasión por el futbol. Si quisiera explicarles por qué me mueve tanto, la adrenalina que estalla cuando el puma mete un gol y la alegría que me conmueve hasta el llanto al verlo campeón, simplemente no habría respuesta. Tal vez sea algo parecido a la pasión por el baile de muchas mujeres y que yo no comparto. A veces la mejor respuesta es simplemente un goya.
GOOOOYA GOOOOYA
CACHUN CACHUN RA RA
CACHUN CACHUN RA RA
GOOOOYA UNIVERSIDAD

No hay comentarios.: